SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

martes, 27 de julio de 2010

Carcasa estanca.

Hola a todos, bueno, aquí os muestro el último brico que he realizado. Se trata de una carcasa estanca para la cámara de vídeo. Tenía en casa una que no utilizaba y me he llevado algún tiempo dándole forma al tema para ver como podía utilizarla en el kayak. La idea principal la teneis en Peskama en el siguiente post que publicó Arturo Caballa. http://peskama.wordpress.com/2009/01/19/carcasa-estanca-para-la-camara-atc2k/
Él hizo esta carcasa para su cámara, que es mas pequeña, yo he adaptado la forma a una cámara de tamaño normal. Pues bien, comencemos...
Material necesario. Todo en medida 110 de diámetro (que varía en función del tamaño de la cámara)
Tubo de pvc
Tapón estanco
Tapón estanco roscado
Collarín con salida de 40mm
Reducción a 32mm
Portafoto de metacrilato


Lo primero sería abocardanar uno de los extremos del tubo de pvc para que entre en el tapón roscado. Para ello debemos dar calor uniformemente para no quemar el tubo. Yo utilizo la vitrocerámica de la cocina y le doy vueltas al tubo poco a poco.

Ya tenemos el tubo abierto y acoplado al tapón roscado, no pegaremos nada hasta que no tengamos planteado el proyecto.

Este es el tapón que no está roscado. Es el que utililzaremos para aplicar una abertura para el objetivo de la videocámara.

Marcamos y realizamos un taladro para posteriormente pasar la caladora.

Así queda una vez hecho el orificio.



Ahora procedemos a cortar el tubo con la medida de la cámara para que quede lo más justo posible.
Empezamos a pegar, primero el extremo roscado.
Luego pegamos la reducción a 32mm al collarín

Ahora procedemos a cortar el portafoto con la forma redonda del interior del tapón no roscado. No utilizaremos la caladora, puesto que la sierra parte el metacrilato, así que con una herramienta tipo dremel y un disco de corte nos puede servir.


Una vez cortado, planteamos como quedaría.



Ahora solo queda sellar con sikaflex el metracrilato al tapón. Ponemos un buen cordón de sika alrededor del interior.

Apretamos la lente y limpiamos los bordes.

Y aquí teneis el resultado final. Al día siguiente la tenemos que probar sumergiendola en algún sitio y ver si tiene alguna entrada de agua. Lo bueno que tiene es que si cae al agua flota y por supuesto el precio, menos de 6 euros.

Espero que os sirva la idea.

Un saludo a todos.

lunes, 19 de julio de 2010

Mas salidas.

Estimados compañeros.
Tengo algunas cosillas que contaros, he tenido algunas salidas últimamente, pero en casi todas, la mala mar es lo que ha predominado. Uno de los días que salí estaba previsto que a media mañana saltara el levante, así que aproveché para levantarme muy temprano, como a las 5:30 para preparar las cosas y llegar a la playa amaneciendo. Sin prisas y tranquilamente me dispuse a colocar los accesorios y demás cositas que llevo en el kayak mientras se levantaba la primera luz de la mañana. Soplaba una ligera brisa, suave y perfecta para navegar. Tendría poco tiempo antes de que el levante apretara, así que me fui a un “agujero” que me está funcionando últimamente.
La actividad era poca y apenas se veían cardúmenes arriba del agua, pero a base de una y otra pasada logré hacerme con tres jurelas. La más pequeña pesó 550 gramos y la más grande casi 900. Batallas divertidas con un equipo semi ligero. A destacar el último combate, que me dio unas soltadas de carrete muy graciosas.

El kayakero fantasma.
Pero la tónica de la jornada no fueron las capturas, a eso de las 10 de la mañana, como estaba previsto, saltó un viento de levante muy fuerte y racheado, con lo cual tal y como noté en mi nariz que estaba yendo hacia arriba, no me lo pensé y puse rumbo a tierra, pero de camino al punto de partida, el “este” hizo de las suyas y comenzó a dar bien. En la ruta de vuelta, me veo un kayakero con una cañita atrás, paleando contra viento y marea. Al verlo, me supongo que va hacia tierra, ya que el viento está fortísimo, pero veo que cruza por mi proa a unos 500 metros y sigue paleando en paralelo a tierra pero sin intención de volver a ella.
La situación me extraña, el viento está complicado, tanto que no puedo abrir más de un cuarto de vela. No le quito ojo de encima puesto que lo mismo necesita mi ayuda, pero sigue su ruta. Entiendo que su punto de salida fue el mismo que el mío, ya que es por donde suele salir todo el mundo, pero lo veo que sigue alejándose, no sé, me extraña.
En un arrebato del viento, tengo que quitarle el ojo para dedicarme a la vela por seguridad, y cuando vuelvo la cabeza… ya no lo veo. Es muy raro, le seguía la ruta pero ha desaparecido. Como puedo me doy la vuelta mar adentro a ver si lo puedo localizar para acercarme y ver si necesita ayuda, pero ya no doy con él. No puedo arriesgar más y tiro para tierra, la cosa está complicada. Cuando piso firme miro hacia la mar a ver si lo veo. Un compañero me presta unos prismáticos potentes pero no lo localizo, estoy mosca con el tema. Decido llamar a la Policía local para comentarle el tema y en breve tengo allí a la Cruz Roja con la zodiac para su búsqueda. Les doy las coordenadas de la zona donde dejé de verlo, los acompaño a la base de la Barrosa por si necesitan mi ayuda, y en breve se ponen en contacto conmigo los de Salvamento Marítimo, para preguntarme por el tema.
Después de todo el día y que nadie denunciara su desaparición, se terminó la búsqueda. Me quedé extrañado con la situación, y no me explico por donde salió el compañero, lo que sí tengo claro es que no lo hizo antes que yo puesto que navegaba a vela, no sé, cosas que pasan. Era un kayak rojo autovaciable y tenía detrás en el tambucho como una especie de caja blanca o algo así. Si por casualidad lees esto, me gustaría saber quien eras macho jeje.

La chova.
Ya era raro que no se hubiese marcado alguna de éstas, pues es la época y están dando cañita. En una mañana en las que la previsión daba un poniente divino para navegar, me quedé con las ganas hasta las 11 de la mañana de que hubiera viento, así que tuve que darle al pedal hasta la hora señalada. A unos 5 kilómetros de la salida, en la zona caliente, tuve una gran picada, tanto que pensaba que había enganchado porque iba navegando a vela cuando de repente el carrete empieza a soltar hilo de manera desmesurada y continua, forma común de soltar cuando has enganchado. Pero para mi sorpresa, cuando tiento la caña y doy proa a la línea noto un tirón y veo a 150 metros un salto de rabia y poder, sí, una anjova que tenía tras mi línea. Increíbles tirones y sueltas de carrete, carreras hacia un lado y otro, cuando veo el lomo dudo si es un palometón o chova, pero cuando me hago con ella, veo que es la segunda. Impresionante como luchan estos peces. Ya la tengo, no le meto el bichero porque mi intención es la suelta, la potera la trae por dentro de la boca e intento como puedo dañarla lo menos posible. Parto uno de los anzuelos, viene muy pillada, como puedo le quito los demás pero le queda uno clavado que está complicado.



Cuando ya logro quitarlo el animal no está bien, intento reanimarla en el agua pero está casi lista. Me quedo con las ganas de haberla soltado, a ver si en otra ocasión puedo hacerlo con esta especie. Dio un peso de 2,320 gr. El combate no fue grabado por error en el inicio de la cámara, una pena, solo pude grabarla cuando la tenía encima, pero bueno, otra vez será. Este año los peces están muy peleones, pero mucho mucho...

Por lo demás, ha habido algunas salidas más, pero sin suerte y con muy mala mar, tanto en oleaje como en color. Me quedo con las horas de navegación. Desde aquí quiero dar mis condolencias y apoyo a los familiares y amigos del piragüista que murió ahogado estos pasados días en el Genil. Descanse en paz.
Un saludo a todos.
Aquí un resumen de estos días.

Aconsejable verlo directamente en la página de You Tube.

martes, 6 de julio de 2010

Bacoretas

Ya hacía tiempo que no escribia alguna cosilla en Peskama, el otro día hubo suerte y puede hacerme con dos buenas piezas. Aquí el report. Espero que os guste.
http://peskama.wordpress.com/2010/07/06/cambios-positivos/