SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

martes, 30 de junio de 2009

La taverna de la pesca, nueva sección de kayaks.

Hola compañeros!!! Hoy estoy especialmente contento. He de deciros que tenemos una nueva página donde mostrar nuestras capturas, hablar de nuestras historias, poner nuestros videos etc etc.
Algunos habreis visto que en la parte derecha de la página principal del blog hay un enlace al foro de LA TAVERNA DE LA PESCA, pues bien, se ha añadido una zona para nosotros los kayakeros. Aparte también hay espacio para cualquier otra modalidad, ya sea spinning, jigging, pesca desde tierra o submarina , y vereis que el foro está supercompleto y hay un personal de lo más competente posible.
Pues bien, solo teneis que registraros y estareis en vuestra casa, allí os esperaré con mucho gusto para inagurar la nueva sección.
He de dar las gracias al señor Tavernero por su gran actuación y el darnos la oportunidad de poder tener otro medio más de comunicación para nuestra gran afición, EL KAYAK.
Aquí teneis en enlace directo al foro

http://www.latavernadelapesca.com/portal/

Estoy seguro que allí nos lo pasaremos bien.
Un saludo a todos, allí os espero, a ver quien es el primero!!

viernes, 26 de junio de 2009

"El aparejo"

Hola a todos, después de algunas peticiones desde hace algún tiempo, aquí lo teneis...Espero que os sirva de ayuda.


martes, 23 de junio de 2009

¿¿Agradecimiento??

Hola a todos. Meses atrás tuve la ocasión de tantear una zona que me pareció bastante interesante. El problema es el acceso, que por la playa donde queda más cerca, la entrada siempre está condicionada por el oleaje, y la otra opción , aunque más segura está a más de 4 km de distancia en paralelo a la costa. La idea era simplemente de dar un paseo en plan tranquilo. Eran las 15:00 aproximadamente cuando entré al agua y una vez dentro me di cuenta de que el día no era el propicio para navegar ya que el viento del suroeste soplaba algo fuerte y la mar estaba regular. Aún así, comencé a palear hacia la zona, sin quitar ojo a la sonda iba haciendo los apuntes oportunos a medida que avanzaba. Pasaban unos 8 km de paleo observando los fondos cuando paré a descansar un poco y me fondeé. Estuve media hora aproximadamente pero la gran marea y la luna llena del día se apreciaba en las escasas picadas. Solo pude hacerme con una mojarra grande y un borriquete.
Recojo y sigo paleando, me quedan aproximadamente unos 4 km más para terminar el “sondeo” y luego volver a tierra. Está claro que hay que investigar zonas nuevas para hacerse con más marcas, ya que las cartas náuticas no nos ofrecen todo lo que hay bajo nuestro casco. Estos días me los tomo con mucha tranquilidad ya que al final de la jornada te encuentras con más de 15 km a las espaldas y no es plan de hacerlos a cara perro. Al terminar con la zona y ya con varias marcas nuevas en mi poder me dirijo hacia el punto de partida, no sin antes deslizar un par de mis muestras preferidas para que se mojen un poco. Cuando me quedaban unos 2 km para llegar observo un botellín de cerveza que anda flotando, me acerco y lo recojo, lo pongo en el tambucho trasero para tirarlo en tierra. Pienso en lo guarra que es la gente y lo poco que cuesta guardar la basura en una bolsita y luego tirarla, pero bueno, hay gente para todo. Pues bien, fue recoger la botella y mi caña izquierda comienza a cabecear y a soltar carrete, “la picada promete”. Peleo durante un par de minutos, y cuando lo tengo cerca…¡¡¡Un ballesta!!! Está claro que este año están arrasando por todo el litoral. Su tamaño es mediano así que lo libero de la potera y lo devuelvo al agua.
De nuevo suelto las líneas y todavía no han pasado 2 minutos cuando de nuevo vuelve la misma caña a sonar. Ya de mala leche comienzo a recoger a sabiendas de lo que hay al otro lado pero de repente la línea comienza a correr de un lado para otro y suelta carrete que da gusto. ¿¿Otro ballesta?? Me quedo con la duda y sigo luchando la picada, pero cuando veo su lomo plateado y su inconfundible figura comienzo a disfrutar de una preciosa bacoreta. Comienza a dar vueltas por debajo del kayak una y otra vez, preparo el bichero y cuando ya parece que está cansada logro pincharla y la subo al kayak.


Dio un peso de 1,400 y una buena lucha. En mi cabeza queda la casualidad de la recogida de la botella y al momento la picada… ¿Me lo habrá agradecido el mar dándome esa hermosa captura?
Quizás me esté volviendo loco con tanto kayak…
La jornada terminó con poco más de 17 km encima y con estas tres capturas.



Saludos a todos.

viernes, 19 de junio de 2009

Indultos

Siempre hay un día de los que sales a pescar en los que piensas que te lo vas a comer todo. Llevas muchas cosas, cebo variado, jigs, muestras de curricán, tres cañas y un sinfín de tiestos que al final solo te estorban y como dice el dicho “quien mucho abarca, poco aprieta”.
La idea era salir a practicar un poco de cada modalidad, curricán hasta el pesquero, pesca fondeada y un poco de jigeo. Sobre las 8:00am estaba en el agua, la mar estaba perfecta, el viento ausente y las olas escondidas no sé dónde. La previsión del tiempo era que a medio día saltaría la brisa así que tenía que aprovechar las horas.
A curricán no tuve ninguna picada, pero una vez en el pesquero pude hacerme con algunas mojarras, aunque en breve me fui a buscar más profundidad para jigear un rato. Cuando llevo un rato subiendo y bajando jigs me doy cuenta de que la línea está rozada a unos 20 metros, con lo cual dejo de practicar esta modalidad y me fondeo de nuevo, ya que no quiero sentir la impotencia de perder una pieza a cuenta de eso. Me voy a una zona en busca de los borriquetes. Llevo un choco entero para echarlo al fondo y probar suerte con alguna pieza grande. Mientras esa caña está a fondo, con la otra comienzo a dar coba con mis gambitas a la diversas especies del fondo. El agua está muy clara, veo el plomo bajar hasta unos 8 metros aproximadamente. En breve sube algún borriquete a bordo con un tamaño bueno. Pero de momento el pescado deja de comer, con lo que me dispongo a cambiar de sitio. Cuando recojo la caña del choco, noto que trae algo. Me extraña puesto que tenía el carrete suelto y no me ha dado señal de picada. Pero efectivamente, subo una pieza. Da tirones pero no veo que tenga mucha fuerza o tamaño. Cuando lo tengo cerca…¡¡¡Otra morena!!! Este año me persiguen, pero con esta tengo un problema, y es que viene con la potera entera metida en la boca. No tengo intención de subirla a bordo ni mucho menos, ya que un ejemplar de estos se te escapa encima del kayak y tienes que echarte al agua, pero me da lástima cortar y dejarla que muera con eso en la boca. Así que me armo de valor y después de darle carrete para que se desanudara, me la acerqué, me puse el guante y le agarré la potera con el alicate. Aquí teneis a la niña...



Después le quité la cabeza del choco de la boca y como pude le quité la potera, pero eso no es todo, también tenía un nudo con el nylon detrás de la cabeza y tuve que cortarlo con un cuchillo y el cortahílos Rapala con el cuidado de no dañarla. Poco a poco se fue al fondo, si vivirá, no lo sé pero antes seguro que no, por lo menos he intentado salvarla.
Me volví a cambiar de sitio, un poco más a la piedra. Poco tiempo llevo cuando de repente veo delante de mí un bolo que se acerca poco a poco. Pienso que son caballas, puesto que antes las he visto en otro lugar, pero cual es mi sorpresa que cuando tiro a fondo comienzan a salir peces ballesta a saco. ¡¡Otro bolo!! Por lo visto este año están arrasando porque he escuchado a otros pescadores de otras zonas comentar que hay muchísimos. Ya casi es la hora de irme, subo a bordo algunos ejemplares de gran tamaño. Pero viendo que no me iban a dejar, me puse a echarles fotos bajo el agua. Aquí alguna…








Después de jugar un rato con ellos, solté los que tenía en la bolsa, hoy no tenía ganas de darme la paliza limpiándolos, que, aunque están buenísimos, tienen su trabajo. Así que me dispuse a navegar hacia tierra poco a poco. Hoy ha sido el día de los indultos, primero la morena, luego los ballestas y también muchas mojarras y sargos que no han dado la talla.
Otra experiencia más…



Un saludo a todos.
Aquí los dos videos... Recomiendos verlos en HD.


Una chovita...

Hola a todos, ayer nuestro compañero Caballa colgó en Peskama un relato que le mandé de un día que compartimos jornada Orvallo, Sevi y yo. Aquí teneis el enlace... espero que os guste.
Un saludo a todos.

http://peskama.wordpress.com/2009/06/18/una-mancha-de-mora/

lunes, 8 de junio de 2009

Visibilidad.

Muy buenas, este reporte va dirigido a nuestra visibilidad en el mar. En mi última salida tuve un percance con un barco de unos 12 metros que se acercaba directamente hacia mí sin bajar el ritmo ni variar su rumbo. A escasos 100 metros me decidí a soltarme de la boya de fondeo porque se me echaba encima y en el último momento viró, pasando a escasos 50 metros y encima a toda pastilla. Tuve una charla con él por la emisora y me decía que yo estaba en medio del paso de los barcos, es decir, a 2 km de la costa es en medio. Pero bueno, no le voy a dar más importancia al tema. Tras este episodio me decidí a darle otro toque de pintura a mi kayak, con el fin de hacerme más visible en la mar ante personajes como éste que no respetan las distancias de seguridad. En dos años que llevo encima del kayak en innumerables salidas nunca he tenido ningún problema con nadie, es más, se me han acercado compañeros en barco pero siempre con el respeto que se le debe de tener a una embarcación pequeña en cuanto a distancia de seguridad se refiere.
Ya tenía en proa y en popa un par de franjas naranja fluorescentes pero me puse manos a la obra para ampliar la zona pintada. El proceso sería igual que la otra vez, lijar levemente la zona, aplicar pintura y dejar secar. Os muestro los pasos que seguí.
Primero desmontar la línea de vida y asas de trasporte para no pintar nada más que la zona delimitada.




Pasar una lija fina suavemente por la zona a pintar. Limpiar la zona de polvo.



Enmascarar con cinta de carrocero los límites de donde queremos pintar con el fin de no manchar más de la cuenta.





Aplicaremos una base de imprimación blanca para que dé más brillo a la pintura fluorescente. En este caso he utilizado un esmalte acrílico como este de secado rápido.



Para que quede bien, tendremos que dar 2 o 3 manos de pintura ya que el kayak es poroso y oscuro.






Así queda el resultado final del blanco. Posteriormente esperaremos a que seque y seguidamente aplicaremos la pintura fluorescente.



De la fluorescente se dan las manos suficientes para que cubra bien y se note que el color está vivo, en mi caso le di 3 manos. Aquí os muestro la pintura y como queda aplicada.



Y finalmente queda así. En la foto no se llega a apreciar bien la tonalidad flúor de la pintura pero más o menos os haréis la idea los que halláis visto mi kayak. Espero que os sirva de ayuda y os recomiendo que toméis los medios oportunos para que os vean bien en la mar.

Un saludo a todos.

martes, 2 de junio de 2009

Jornada completa.

Saludos a todos. Ya hacía casi un mes que no practicaba la pesca fondeada, así que me dispuse a echar un rato por alguno de mis sitios preferidos. También me llevé mis muestras de fondo para tocar una zona que días anteriores observé con buenos ojos.
Un día sin prisas, de estos que puedes estar el tiempo que quieras en el agua sin mirar el reloj era lo que me esperaba. Y como no había prisa, comencé a navegar a eso de las 12:00 con la idea de hacer curricán hasta la marca, luego fondearme hasta que se acabara el cebo y culminar la jornada con una sesión de curricán de fondo. Pues bien, llegué a la playa y el día estaba nublado, con el mar hecho un plato, pero el viento apretó al poco tiempo, dejando el día despejado con un poco de oleaje. Ninguna de mis cañas sintieron picada en el trayecto de ida, con lo cual empiezo el fondeo. Poca actividad de momento, escasas picadas y para colmo me doy cuenta de que una de las baterías de la cámara me la he dejado en casa cargando y la que llevo está a media carga de días atrás. Al cabo de una hora más o menos decido cambiarme de sitio puesto que las picadas son pocas, solo he capturado un bocinegro y algunas chopas y mojarras pequeñas que van al agua. Navego un kilómetro paralelo a la costa hacia otro punto y aquí parece que la cosa va mejor. Aunque de tarde en tarde, el pescado come y me hago con algunas mojarras de buen tamaño.
Pero radicalmente dejan de picar. Siento llegar algo, pero muy leve, extraño… Al recoger engancho, pero un momento… subo un peso muerto de gran tamaño. Preparo el bichero por si las moscas pero a media agua se suelta. Por mi cabeza pasan grandes dudas de que será lo que hay ahí abajo. Al subir veo que la gamba tiene el caparazón abierto, está cogida por la colita y el interior se lo han comido, es como si la hubieran pelado sin tocar el anzuelo. Os muestro la foto.
Pincha en la imagen para agrandar.
¿Curioso verdad? Pues la misma operación se repite varias veces, engancho algo y a los 3 o 4 metros se suelta. Ya me da la impresión de que es un pulpo, ya que estos son inteligentes de narices y hace cosas increíbles. Bueno, sigo con el tema y vuelven algunas picadas, capturo otras mojarras y de pronto vuelta a lo mismo, la carnada igual, pero en una subida…
¡¡¡Lo tengo!!! Tira como un condenado, le suelto el carrete porque me va a romper seguro. Lo trabajo como puedo, me revienta el brazo con sus continuos jalones, cuando parece que está casi arriba me asomo y….¡¡Ostias!! Es una morena con más de metro y medio!!! No me atrevo a subir un bicho así al kayak, en la duda me tira de nuevo y me parte el nylon en mis narices, pero en cierto modo me alegro porque no sé que hubiera hecho si viniera en firme cogida. En fin, otra experiencia más.
Se me acaba el cebo y me acerco a la zona para practicar un poco de curricán de fondo. Me muevo en 6 metros de profundidad, llevo una muestra flotante y otra hundida. A la tercera pasada un gran picadón entra a la de fondo, suelta carrete con fuerza, parece algo de gran peso pero es más el nervio que tiene que su tamaño, en breve lo veo aparecer, es un bocinegro. Viene enganchado por sus fuertes labios a la potera trasera.
Pincha en la imagen para agrandar.
Hoy es día de emociones fuertes, con lo que sigo por la zona paleando ya con cansancio de las horas que llevo encima. Al poco decido tirar para tierra, ya está bien por hoy. En la orilla se me acerca un chico que me conoce a través de la web, tiene una piragua doble, similar a la kiwi 2 de Omei, y allí me quedo charlando un ratillo con él de pesca y kayaks. ¿Que más se le puede pedir al día?
Pincha en la imagen para agrandar.

Pues disfrutar del trofeo en la cena, al horno con patatas y verduras, una exquisitez para cualquier paladar. Una pena el no haber podido grabar mucho, aquí os muestro un pequeño video. Os aconsejo que lo veais en HD y con musiquita...

Un saludo a todos.