SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

miércoles, 22 de febrero de 2012

BRAID SLAMMER.

Hola compañeros, vaya frío que ha hecho estas semanas anteriores. Yo lo siento mucho pero con esas temperaturas como que no apetece mojarse mucho jeje. Solo he tenido la oportunidad de echarme al agua en un par de ocasiones, pero ya sabéis, tocaba bolo. Así que para no dejar muy solo mi rinconcito, hoy os voy a hablar del señuelo que me dio resultado en mi último vídeo, un Braid Slammer.  
Braid es una marca especializada en pesca de altura, aunque tiene una gama de jigs que me llamaron la atención cuando los ví. Por cortesía de Fishing Discount (gracias Andrés, un detallazo por tu parte) he tenido la oportunidad de probar estos señuelos en las aguas por donde me muevo. De cuerpo alargado, lo primero que resalta son sus colores destellantes. Por una cara tenemos una librea con destellos con brillo y por la otra cara la tipo sardina o caballa.  
   
Vienen de serie con potera en su parte baja aunque perfectamente se le podría adaptar un assist en concordancia con su tamaño. Las fotos que os pongo son de la versión de 110 gramos, que particularmente es la que más me gusta, y los hay de 150 y 200gr (que todavía no he probado) aunque ya los tengo en mi poder. En éstos últimos la forma cambia, los podéis ver en la tienda de Andrés.
La potera es de buena calidad, y eso se nota en que con tres salidas que tienen no tienen óxido, por lo menos de momento, cosa que debería de ser así con todos los señuelos de agua salada. No es extraño encontrarse motas de óxido en los anzuelos o triples en las primeras mojadas, aún habiendo endulzado muy bien el material. Lo mejor de todo es su precio, que no llegan a 6 pavitos, así que como está la cosa ya os podréis imaginar, por lo menos no duele tanto cuando se pierde alguno.
Bueno, pues aquí os dejo el post, espero que os sirva la información.
Saludos a todos.
.

martes, 7 de febrero de 2012

PESCADOR Y ANTONIO

Hola a todos, aquí os dejo un vídeo de este verano, que después de haber estado extraviado, por suerte hemos dado con él. Creo que es la única salida que queda pendiente pues por temas de salud Pescador no pudo hacerse a la mar  hasta finales de año. Aquí la parejita de turno.
Saludos a todos.

miércoles, 1 de febrero de 2012

DISFRUTANDO DEL BUEN TIEMPO.


Muy buenas a todos. Por aquí seguimos intentando pescar algo. Hace tiempo recibí un correo de un compañero que conocí en el campeonato de Conil y que iba con los amigos Sheitan Brothers.  Lo conocí por enganche… ¿Cómo? Pensaréis, sí, sí, por enganche, vamos, que lo enganché a él y a los Sheitan. No veas la que lié, iba haciendo curricán y me acerqué a saludarlos, con la mala suerte que la corriente desplazó algo los señuelos liándolo todo. Ya sabéis, cosas de novato… Pues bien, pasado algún tiempo intercambiando correos, al final concretamos un día para salir, en principio para pescar a jigging, pues el compañero Álvaro no conocía piedras donde practicar esta “noble” modalidad.
A las 7:30 estábamos a pié de playa preparando todo, con la ilusión propia de cada jornada, es decir, hacer alguna captura. Ya con algo de luz, pudimos salir hacia el pesquero.  Viento de levante en calma, aguas plato y extremadamente claras, no muy aptas para el tipo de pesca elegida.
Lo primero que  nos llamó la atención al salir fueron unos boyarines de un trasmallo en la salida. Por mi parte, la primera vez que lo veía. Al fondo un pesquero que daba la impresión de parado. Paleamos hasta el sitio. Le comento a Álvaro la zona, el tipo de fondo y más o menos como va el tema. Poca actividad marcaba la sonda, extraño en esta piedra. Una pasada tras otra, algún que otro enganche pero nada de nada. Al rato de estar  una y otra vez intentándolo, vemos como el pesquero se va acercando a nosotros…. Mal asunto.  Pasados algunos minutos, efectivamente el barco estaba recogiendo un trasmallo, que después de observar durante más de una hora nos dimos cuenta que podría ser de más de 2 km de diámetro, un verdadero desastre. A mi espalda el susodicho.

Lógicamente comenté con Álvaro que ya no hacíamos nada allí, así que nos dirigimos a otra zona a practicar algo de curri ligero. Sólo os digo que en mi vida he visto las aguas tan claras en Sancti Petri. A 6-7 metros de profundidad se veía el fondo de piedras perfectamente. Esto, junto con el mar plato os podéis imaginar lo que nos deparó. Capturas cero. Tras varias pasadas y sin picada alguna decidimos  hacer una paradita para desayunar, bueno…. Yo de desayunar poco porque no llevaba nada jeje, menos mal que Álvaro  me “prestó” la mitad de sándwich. Que bueno desayunar en la mar, y más en compañía, los dos ahí, sin más ruido que el masticar de nuestros dientes, bueno, charlar sí que charlamos algo.
Volvimos de nuevo a la carga pero nada, así que para tierra que te crió.  Pero ya sabéis, no hay que tirar la toalla. De camino a tierra y viendo que las aguas tornaban algo más tapadas disfrutamos de un último curri, que nos deparó una buena pieza. Una baila se dejó engañar por uno de mis señuelos. Por lo menos no nos vamos de vacío. Aquí el compañero Álvaro con su maravillosa Prowler 13.

Ya en tierra, pasé la pieza al kayak de Álvaro para que la disfrutara. Y así terminó el día, bueno en compañía, excelente de tiempo pero pobre en capturas, así que nos quedamos con el disfrute de la mar en una jornada  que quedó marcada por la buena meteorología. Todo no van a ser capturas…
Semanas después he podido disfrutar de un par de jornadas express, de escasas dos horas, pero con buen disfrute.  Uno de los días fue un poco raro, 4 picadas de currican en las que las 4 se soltaron, increíble. Es la primera vez que me pasa perder tantas picadas, pero bueno, de todo se aprende.La última fue una lubina muy buena, que en el último apretón se soltó del señuelo en mis narices, suerte que pude filmarla en su escapada 
En la última salida tuve algo de más suerte, pues me pude hacer con una pieza buena para servir en la mesa. Hacía un frío de muerte, hace tiempo que no me congelaba tanto en el agua. El viento del norte se presentaba en un día soleado y con la mar buena. Estuve probando una pértiga que tenía perdida por ahí de un salabre extensible y que acoplé a la cámara para ver como iban algunas tomas que tenía en mente. El ángulo muy bien, me gustó, pero es un poco engorroso para trastear la cámara, me pilla un poco complicado. Echadle un vistazo a las dos primeras tomas , a ver que os parecen.
Así que, bueno, aquí os dejo un pequeño vídeo resumen de estas tres salidas, cortito pero intenso, espero que os guste.
Un abrazo.