SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

domingo, 26 de abril de 2009

Faro de Trafalgar

Un día de viento moderado de hace algunas semanas, en el que la idea principal era la de salir por el Palmar, por motivos de oleaje, hizo que terminara en la playa de los Caños de Meca, a la altura del Faro de Trafalgar, una ensenada pequeña que está muy trabajada por los pescasub. Pero ya que estaba allí y viendo lo buena que estaba el agua por la zona me decidí a echar un ratito a ver que se cocía en sus profundidades.

El sol, una temperatura agradable y el paisaje de la zona ya merecían la pena, así que me acerqué a la orilla con el equipo preparado para abordar la entrada, en la que no tuve ningún problema ya que la escasez de olas me invitaban a entrar sin percances.
Poco a poco me iba dando cuenta de la claridad de sus aguas, a 8 metros debajo mía se veía el fondo.

Hice algunas paradas en partes donde se veía actividad a media agua pero no tuve suerte con ninguno de mis jigs. Me fui acercando con mucha precaución a la perpendicular del Faro, observando cada poco tiempo la corriente hasta que llegué a la línea donde ya comenzaba a tirar con demasiada alegría, así que me di media vuelta y comencé la búsqueda de alguna piedra. Logré dar con un buen tajo, una bajada de 8 metros hasta casi el doble y allí me quedé, primero jigeando y una hora después, viendo la escasez de actividad me fondeé un rato.
Carta de la zona con recorrido realizado

Mucho pez pequeño que devoraban el cebo sin piedad hacían el fondeo distraído con sus picadas, subí pequeños bodiones y baquitas que fueron devueltas al agua y solo me fui quedando con las mojarras de mejor porte.

Me cambié de sitio más a tierra, frente a los apartamentos y allí me entró un bodión mediano y también un bocinegro, pero el ruame no dejaba pescar en condiciones, con lo que decidí al poco tiempo de volver a tierra y dar por zanjada la jornada.
Un saludo a todos.

domingo, 12 de abril de 2009

Nuevas zonas.

Mis planes para la semana santa eran buenos para la pesca, siempre y cuando el tiempo respetara. El destino final sería Portugal, pero antes haría escala en La Redondela para saludar a familiares y probar suerte por aquella zona. Como siempre, el lugar estaría lleno de trasmallos y de barcos arrastrando a escasos 50 metros de la orilla, en busca de las famosas coquinas que por allí se degustan.
A las 7:00 de la mañana estaba en planta, un pinar me separa de la playa y cuando asomo la nariz al mar veo que está perfecta para navegar, así que hoy el día se lo voy a dedicar al curricán.




Ya en la orilla preparo los aparejos y muestras que voy a mojar en primer lugar. La entrada, sin olas, me permite embarcar sin ningún problema, un lujo cuando se entra desde la orilla. En breve comienzo a ver los trasmallos y voy sorteandolos para no enganchar mis dos líneas de curricán.


La profundidad por esta zona es poca, a dos kilómetros de la costa me encuentro con escasos 10 metros bajo mi kayak, aparte de la nula rugosidad del terreno, solo arena y quizás algo de fango. Pronto sale el sol por La Antilla.


Decido navegar paralelo a la costa dirección Isla Cristina, y en breve llegan las primeras picadas de caballas y estorninos. Dobletes y algún triplete entran a los vinilos y poco a poco voy subiendo algunas a bordo. Comienzan a llegar los barcos de faena para levantar los trasmallos, con lo cual me acerco un poco más a tierra pero siguiendo la misma dirección. Es curioso pero no se ve ningún barco de recreo por aquí, solamente barcos de trabajo, cosa que interpreto como que esto está más quemado que la pipa de un indio, así que cuando llego a Isla Cristina, me doy la vuelta y sigo curricaneando hasta el punto de partida. Antes de llegar observo como arrastra el fondo un barco en la orilla, de un lado a otro y definitivamente se me quitan las ganas de seguir pescando. Menos mal que por lo menos el día acompaña para navegar. La jornada terminó pronto, sobre las 11:00, con un puñado de caballas a bordo, algunas para asar y otras para entrarlas en aceite. Más de una treintena de boyas inundan esta parte...¿Nos estaremos cargando nuestro litoral? Tristemente creo que sí.


El tiempo no ha acompañado en todo el fin de semana, azotando con viento considerable, y, aunque sí he ido a Portugal para disfrutar del comercio y bebercio, lo he hecho sin mi montura, así que esta asignatura la dejo pendiente para más adelante...
Un saludo a todos.

domingo, 5 de abril de 2009

Mañana distraida.

Llevábamos ya toda la semana sms para arriba y sms para abajo deseando que estuviera aquí el sábado para quedar algunos compañeros y compartir mañana de pesca. Era la primera vez que compartiría jornada con Chapetón, Orvallo y Fon, y ya tenía ganas de ver como se desenvolvían en el agua. A las 7:30 estábamos en el sitio preparándo los bártulos y poco a poco iba llegando la gente. También se acercó JoseManuel 16, aunque sin kayak, un detalle por su parte el querer conocernos en persona. Sobre las 8:15 ya estábamos en la orilla preparados para comenzar a navegar.

Chapetón, Orvallo, Fon y JoseManuel16.


Curten ya iba de camino a la zona y por el camino se encontró con una sorpresa que rondaba sobre los 4kg y que echaba tinta... Llegados ya al punto comenzamos a subir y bajar jigs pero sin resultado alguno, en breve llegaban Galadit y JuanitoSM para echar también un rato.

Casi todo el grupo.


Al poco se separó el grupo en varios y nos dirijimos a una zona nueva que dias atrás había visto. En breve Orvallo subió un par de brecas de buen tamaño y Chapetón y yo nos decidimos a fondearnos. El pescado no comía bien y entraba muy pausadamente. Yo subí a bordo mi primer rascacio, pero lo devolví por tener un tamaño pequeño.



Rascacio




A la media hora aproximadamente Orvallo y Fon decidieron marcharse hacia tierra pues no se encontraban al 100%, así que nos quedamos Chapetón y yo fondeados. Capturamos algunas mojarras y obladas, Chapetón capturó un Corvallo. Volvimos a cambiarnos de sitio más hacia poniente y allí echamos el último rato antes de marcharnos.
Tres kilómetros y medio nos separaban de tierra y por el camino comenzaron a sobrarnos los gorros y gafas, ya que salió el sol y empezaron los calores de tanto remar.
Ya en tierra sesión de fotos, y recogida del material. A pesar de que el pescado no comió bien, pasamos un buen rato con todos los compañeros.

Capturas.




Chapetón y Raspacejo.




Mención especial para el compañero Pablomosh que se dió el madrugón para estar allí a la salida aún sin poder navegar con nosotros debido a problemas de salud. Aunque no pudo resistirse a dar algunos varazos desde el roqueo, capturando un par de bailas de buen tamaño. Te deseamos pronta recuperación y que termines tu proyecto pronto para compartir jornada juntos.

Pablomosh en acción





Un saludo a todos.