SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

domingo, 6 de noviembre de 2016

BRICO, CAJA MULTIUSO.

Hola compañeros, por aquí os muestro un brico que he fabricado para mis kayaks. Se trata de una caja multiuso para la zona de carga de popa.
Esta caja nos permite desde guardar cosas, usarla de vivero, colocar cañeros etc, ya cada uno le da su toque personal. Yo concretamente, el uso que le doy  en mis salidas es, portacañas vertical (hasta tres cañas) cañeros abiertos a más de 45 grados, para pescar a currican con dos cañas o al vivo. La caja en sí también se puede usar como vivero en caso de que el kayak no disponga de él.
He estado buscando tiempo una caja que me ofreciera una buena rigidez y con buen grosor para poder trabajar bien con ella y que no supusiera un problema de debilidad hacerle agujeros para fijar los cañeros, accesorios varios o fijarla al kayak sin que flexara. Lo que más me ha cuadrado sin exceder mucho de precio ni tamaño, ha sido una arqueta de 30x30. Si podéis buscarla de 35x35 mejor que mejor. Dentro de las arquetas hay varios modelos, algunas también son endebles, así que elegid la que veáis más parecida a esta que os muestro. La caja y los tubos no sobrepasan los 15 euros, precio más que asequible para un accesorio tan útil.




Lo primero que haremos sera cortar los tubos de pvc a las medidas que tengamos pensado para nuestro proyecto. En este caso, yo he usado tubo de pvc de 50 mm, ya que se puede usar para cañas con blank fino y grueso.
Mi idea ha sido colocar tres cañeros verticales en la parte trasera de la caja y dos en la parte delantera a modo de "V" abierta a más de 45grados para mantener así lo más abiertas posible las cañas.
Cortaremos los tubos y abocardaremos  un extremo para facilitar la entrada de las cañas.


Aparte, a las dos piezas que van en "V", les haremos la mueca para los carretes, y que así siempre queden hacia arriba cuando alojemos las cañas. Esto es muy útil para que la caña no esté dando bandazos y el carrete esté lo más alejado del agua posible. Esto ya lo conocéis de otros bricos con pvc. A los cañeros que van vertical, no tiene sentido hacerles esta mueca, ya que los carretes quedarán por encima de la mueca y no servirá para nada, a no ser que los tubos los pongáis más largos, adaptados a vuestras cañas. En mi caso, casi todas las cañas tienen un blank largo y no me sirve.


Una vez que montemos la V, con un codo de 45 grados, y esté bien pegado y seco con la cola de pvc, daremos calor para agrandar el angulo. Esto provocará una deformación en el ángulo, que a nosotros no nos importa ya que no nos afecta para nada.



Para darle un toque de color yo he usado spray colores mate, negro para cañeros y manzana para la caja. Es importante presentar todo antes de pintar y ver que todo cuadra, hacer los agujeros a la caja y sujetar con presillas para ver la posición de todo y comprobar que funciona bien.



La caja la he pintado exterior sólamente. También he hecho agujeros en las esquinas para las gomas que la sujetarán al kayak.




Con la sujeción de los cañeros no os compliquéis mucho la vida, con simples (pero buenas) presillas se sujetan de maravilla, apretando a tope y con varias en los puntos de arriba y abajo queda bastante fuerte el conjunto. Me ha ido mejor con presillas algo más finas y flexibles que con gruesas.



Importante cortar muy bien a ras el pico que queda de las presillas, pues te puedes dar un tajo a la primera de cambio.


Los agujeros de la parte de abajo de los cañeros verticales, en el caso de que la caja la uséis como vivero, no deberán estar muy abajo, ya que tendrán función de desagüe, así que lo ideal es ponerlos a unos 12-15cm del fondo, para así tener una cantidad de agua suficiente para el cebo.










Estas gomas en las esquinas nos permitirán sujetar la caja al kayak, en cuatro puntos, para así hacer un conjunto compacto y sin posiblidad de pérdidas en caso de vuelco. He usado cabo elástico con grilletes reciclados que tenía inservibles (quien guarda halla, "Diógenes").


Estas gomas también nos permiten colocar la caja más adelantada o atrasada, en función de nuestra necesidad. Simplemente poniendo más cortas las de delante y largas las de atrás , la caja estará más adelantada y viceversa. ¿Por que? Os preguntaréis. Por la sencilla razón de que al palear no nos pegue la pala en las cañas. Es importante graduarlo bien antes de fijar al 100%.


Buscaba una caja que me funcionara en los dos kayaks y de esta forma se puede pasar de un kayak a otro sin problemas.





También he alojado una tijera para tenerla a mano. Con una simple presilla en su justo apriete permite quitar y poner sin que quede suelta.




Por otro lado, con un cuchillo de pesca submarina completo la instalación y aporto seguridad extra al kayak.



Y bueno, esto es todo, como siempre, espero que saquéis ideas para vuestras monturas, cada uno le da su toque personal.
Un saludo a todos.
"Raspacejo"


jueves, 13 de octubre de 2016

MOMENTOS

Buenas a todos, ya después de dos meses de inactividad en el blog, por aquí os dejo un vídeo recopilatorio de algunos momentos puntuales, en los cuales he podido disfrutar de esta viva pasión que nos une.
Saludos a todos, seguimos en marcha.

viernes, 12 de agosto de 2016

NOVEDADES

Hola  compañeros. Normalmente no suelo poner material que no sea de producción propia en el blog, pero en esta ocasión creo que merece la pena ver las novedades que se van acercando a nuestro deporte.
El tema de los kayaks a pedales está en auge y son muchos los fabricantes que están sacando modelos al mercado para captar a esos clientes que buscan un kayak con propulsión a pedal.
Fabricantes que siempre han sido fieles a la pala, se están viendo obligados a entrar por el aro de ese mercado y los que son pioneros, no les queda otra que adaptarse a las nuevas tendencias.
Es por ello que Hobie, que siempre ha tenido esa chincheta clavada de que sus kayaks sólo avanzan hacia delante (aunque en alguna ocasión, con solo darle la vuelta al sistema mirage, se pueda hacer) han sacado una novedad en su sistema de propulsión, el cual veréis en este vídeo. Le han colocado unas piezas que invierten el sentido de las aletas, con ello Hobie ha conseguido un novedoso sistema que permitirá, con un solo tirón de esa pieza, invertir el sentido de la marcha, de detrás hacia delante, con un simple gesto. Las aletas también las han retocado en cuanto a diseño se refiere aunque el sistema de cableado parezca el mismo.



Visto lo visto, Wilderness tampoco se quiere quedar atrás y lanza un prototipo que me ha gustado mucho, ya que combina un casco marinero similar al del tarpon con un sistema muy novedoso y exclusivo, que si realmente se lleva a cabo, va a dar mucho que hablar. Entramos en una era de tecnología pura, con accesorios y diseños en los que no paran de innovar. Tiene muy buena pinta este Wilderness. La hélice y la posibilidad de avance y retroceso como en los Native o Axion kayaks está muy bien, y ese diseño de hélice estoy seguro que dará mucho que hablar.





Por otro lado, Oldtown, marca del grupo de Johnson Outdoors, del que también pertenece Ocean Kayak, también se pega un vacile con otro modelo, el Predator PDL, un kayak con un diseño peculiar, y que también estará disponible con pedales y propulsión a motor eléctrico.



FeelFree también se une al grupo y pone a disposición del público otra montura con similares características, sistema de pedales y motor. Tiene que ser un gustazo ir a una feria de estas y poder disfrutar de todas las novedades que entran en el mercado del kayak.



Bueno ahí os dejo los vídeos, espero que os distraigan un rato y que os interese.
Saludos a todos.
"Raspacejo"

lunes, 1 de agosto de 2016

CORVINA ESCURRIDIZA

Hello a todos. Hoy os cuento algo que aunque me ha pasado alguna vez que otra, las circunstancias fueron propicias para que se produjera. He estado saliendo algunas mañanas en las que me he tenido que volver a cero, y es que el pescado está raro este año, no termina de comer bien y es por ello que las capturas se están volviendo aún más complicadas. Tiene que ver mucho el tiempo que hemos estado teniendo hasta ahora, el viento del noroeste nada bueno para las zonas donde me muevo y días de levante extra fuerte que tampoco ayudan mucho.
Así que me he tenido que amoldar un poco a mis horarios y pegarme alguna escapada  por  tardes que han estado sin viento, que aunque nunca me han gustado para pescar, sí para disfrutar de la navegación en  kayak, sobre todo en la hora de la puesta de sol, paleando tranquilamente  con la mar plato.
Hacía mucho calor a la hora que llegué a la playa, muchísimo. Tanto es así que me salté mi protocolo (sin el cual no) de salir con el pantalón de neopreno. Me embadurné de crema y al agua. Nunca me ha gustado salir en bañador a pescar, más que nada por la seguridad que te aporta el neopreno, tanto para enganches con algún anzuelo como roces o simplemente echarte un pez encima.
La idea era de navegar hacia un punto lejano, aproximadamente unos 8 km desde el punto de partida. En principio la primera parte sería curricán y ya de vuelta ir tocando algunas zonas  que hacía tiempo no visitaba y ver como andaban los fondos. El viento se vino un poco arriba, pero se podía palear bien. Disfruté bastante del paseo. Una vez llegado al destino, empecé a observar los fondos más detenidamente mientras me movía de un punto a otro ya de vuelta.
Estuve investigando algunos puntos en los que se veía actividad, mirando los veriles y la forma de actuar con las derivas, hasta que di con uno que me cuadró bastante tanto por la actividad como por la forma de derivar con el viento y la corriente que había.
Lo primero que hice fue armar mi caña con dos mini pepones de kurricán y para bajarlos utilicé un señuelo mirla negra de 45 gramos, que me regaló Carlos Champion en el campeonato de Marbella. Todo ello con un hilo del 0,20, pensado única y exclusivamente para rescatar alguna pieza de pez pasto para usarlo como cebo. Pero las cosas son como son, y cuando los peces están por la labor de comer, pues eso, comen.
Así que en la segunda bajada me pegaron un traquido que se me descompuso el vientre pensando el bajo que llevaba. Tuve que soltar el freno casi a tope y dejar que el pez me soltara lo que quisiera, apenas recogía hilo, pero no me quedaba otra que armarme de paciencia y rezar si quería optar por subir la pieza a bordo. A media batalla, me asustó un resoplido muy cerca, miré para atrás y vi como dos calderones me acechaban en la pelea, asomando sus aletas dorsales muy cerca de mí, la primera vez en mi vida que me pasa.
Subía 1 y bajaba 3, hasta que poco a poco pude hacerme con ella. Pensé que era una sama por la potencia que me daba en sus continuos embistes, pero cuando subió vi que era una corvina. Con tan poco diámetro de hilo no me quise arriesgar y usé bichero por seguridad más que nada ( en ese momento me arrepentí absolutamente de llevar las piernas al aire) y a la segunda intentona pude meterlo por las agallas y subirla a bordo.
Por una parte tenía el jig metido en la boca hasta la agalla y uno de los pepones agarrados en el cachete, así que no sabría decir cuál fue el “culpable” de la captura. Pero nada más lejos de la realidad, tal y como la subí a bordo, ella solita se dio la vuelta y se fue al agua, dejándome patidifuso y lleno de “baba corvinal”. Mucho tuvo que ver el ir en bañador y con crema “hasta el culo” de que se resbalara y se fuera al agua. Así que como casi en todas mis salidas, siempre aprendo algo, esta vez me tocó aprender lo que resbala un gran pez en las piernas llena de crema. Lo bueno es que ella se fue bien protegida para el sol jeje. Me hubiera gustado disfrutarla más en mis manos, para observarla mejor, pero no pudo ser, fue una suelta obligada. Me quedo con la buena tarde que eché, sin prisas, con la puesta de sol y la tranquilidad del anochecer en la orilla de la playa. Además, también pude disfrutar de algunos saltos de delfines mulares que a unos 100 metros ariscaban un banco de peces, pegando saltos  dignos de exhibición. Apreté el ritmo a tope, por si lograba me acompañaran un rato pero les perdí la pista. En fin, un buen día de los que se quedan en la retina.
Saludos a todos.

“Raspacejo”

jueves, 16 de junio de 2016

AXION KAYAKS EASY ANGLER

Hace ya algún tiempo que los hermanos Sweeney tenían pensado traer un modelo de kayak a pedales. Después de mucho investigar y sopesar algunas de las pocas opciones que había en el mercado al final han logrado encontrar lo que en principio era la mejor opción. Es por ello que se ha apostado por dos modelos, uno más pequeño el easy rider (eslora 316 ) y otro algo más grande, el easy angler con una eslora de 396.
La principal ventaja de estos dos modelos es el precio al que lo vamos a poder encontrar en el mercado, por poco más de la mitad de los modelos originales en los que se basan estos modelos, así que podremos disfrutar de un kayak a pedales  a precio casi de uno de pala. Lo vais a tener disponibles en PESKAYAK Y NAUTICA RAMIREZ.
He tenido la oportunidad de tener uno bajo mi trasero y aquí van algunas de mis impresiones:
El unboxing de este kayak es simple, casco, sistema de pedales, accesorios railblaza (dos bases y un cañero orientable) y alojado en el tambucho delantero, el timón.


SISTEMA PEDAL

CAÑERO RAILBLAZA Y BASES


Lo primero que llama la atención es el casco, con una forma redondeada y pepona en la popa, nada usual en kayaks de pala, pero con sentido en kayaks de este tipo ya que se destacan sobre todo por su gran estabilidad, que te permite ponerte de pie sin ningún tipo de problema, un punto muy a favor para quien pesquen en aguas interiores usando la técnica spinning o mosca. 

BAÑERA DE POPA
Por debajo, el casco tiene a lo largo dos flotadores principales en forma de catamaran que son los que le aportan esa estabilidad extra al kayak. Van desde popa a proa, fusionándose en uno cuando llegan a proa. En medio, a partir de la pedalera, tiene una quilla que fusiona con el timón. En total son 9 los agujeros autovaciables que tiene el casco, aunque os puedo asegurar que debido a la altura que tiene, apenas entra agua por los autovaciables, y va bastante seco.

TIMÓN
PROA
ALOJAMIENTO PEDALERA
El peso es el handicap  que tenemos que pagar por un kayak de este tipo, ya que siempre será algo más que uno de pala. Subirlo y bajarlo del coche es el peaje que tendremos que pagar para luego beneficiarnos de su fácil navegación a pedales.
Entramos en el agua y me faltan pies y manos, hay que acostumbrarse a "conducirlo", y todo lleva su adaptación y proceso, "entra al agua, quita la tapa de la pedalera, baja la misma, bloquea y pon de nuevo la tapa". A partir de ahí, a disfrutar.
Una vez en el agua, el kayak se comporta bien, el timón es poco preciso aunque siempre se puede mejorar ampliando la pala del mismo, ( ya he visto bricos por internet sobre ello). El pedaleo se traduce bien a la hélice y es de interés saber que no hace falta ir a todo gas para avanzar bien. En torno al 40% de fuerza el kayak avanza de maravilla, no hace falta darle más gas, ya que la fuerza se pierde por el camino, este sistema de pedales no es para imprimir velocidad punta, sino más bien pedaleo tranquilo y constante, así no te revientas y se avanza casi igual que por ejemplo al 80% de tu fuerza.




La bañera donde van los pies es amplísima y bastante seca, el hueco de abajo del asiento se puede usar para guardar cosas, enredando se puede dar mucho juego a ese hueco.

TAPA DE PEDALERA
HUECO DE PEDALERA ABIERTO
HUECO BAJO ASIENTO
Cuando lo vi por primera vez y me fijé en el asiento pensé en la forma de desmontarlo para transportarlo en el coche, pero no se puede. Aún así, se puede plegar hacia delante y así se queda integrado en el kayak, y viene muy bien para el transporte. El asiento se ve muy robusto, es en aluminio lacado en negro.Es regulable en distancia, con dos ruedas que aprietan para dejarlo fijo. Permiten deslizar el asiento sobre dos guías alojadas en las bordas del kayak. Interesante para amoldar a diferentes tallas de usuario.

ASIENTO PLEGADO


El tejido es de tipo rejilla bastante transpirable, en la zona del pliegue lleva neopreno de unos 5mm y la zona del trasero también se ve robusta, tanto en costuras como en tejido. 



La sensación de comodidad es plena al sentarte por primera vez y a lo largo de dos horas que estuve dando pedales y probando ni me enteré. Sí es cierto que tal y como te subes la sensación es de demasiado movimiento lateral del kayak, pero desaparece en el momento que das a pedales. Lógicamente, esto viene dado por la altura con respecto al agua que tenemos. De todas formas, ya casi todos los fabricantes de gama alta están apostando por ese sistema de asiento y la espalda y trasero de los pescadores lo ven agradecido tras cada salida.
En conjunto, estructura-tejido, lo veo muy muy bien de calidad. Imprescindible un chaleco de espalda alta tipo Chinook de NRS.


ESTRUCTURA DE ALUMINIO
Detalles:
Empezamos por la proa y tenemos el asa standard , con cuatro tornillos. Bajo la misma, hay un hueco que aunque esté pensado para meter la mano, no es necesario, y lo único que acumula es agua, con menos hueco hubiera sido suficiente.


La tapa delantera del tambucho de proa es un poco tediosa de abrir y cerrar debido a que las anillas montan en la misma. La solución por mi parte es eliminar dicha tapa, ya que, aparte de ahorrar peso, ese tambucho no va al interior del kayak, sino que se queda igual que la bañera trasera, con su autovaciable, con lo cual si llegara a entrar agua no se acumula dentro. Perfectamente se puede navegar con ese hueco descubierto, y en caso de querer dejarla, le pondría un par de cierres con correas a un lado para que abriera hacia un lado. De todas formas, con la pedalera es complicado llegar a proa, así que lo que se ponga ahí, realmente no está muy al alcance del pescador. En el hueco que tiene caben bastantes cosas porque es muy grande.





Tanto en babor como en estribor, el kayak dispone de dos piezas alargadas donde alojar accesorios como cañeros, bases para cámara, sonda y demás. Tienen un buen tamaño, así que pueden dar mucho juego.


Una cosa que me llamó mucho la atención fue las asas laterales que trae el kayak, idénticas en forma y tacto que las de un conocido fabricante pionero de kayaks.


El kayak tiene tres cañeros empotrados, dos detrás del asiento y uno en la banda de estribor justo al lado del asa, sitio ideal para dejar la caña mientras hacemos derivas o mientras montamos aparejos o cebo. También se podría hacer currican desde éste, no nos olvidemos que vamos a pedales. Aparte, trae dos bases railblaza y un cañero orientable para alojar en las mismas.




Como detalle, también tenemos un sujeta palas en la banda de estribor (no nos olvidemos que hay que llevarla siempre).


En la banda de babor, a la misma altura que el sujeta palas derecho, tenemos el mando del timón, desde donde dirigimos con la mano. Como he comentado al principio, el timón no es muy preciso, yo mejoraría el deslizamiento de los cables, poniendo unas fundas de polietileno o algún material más rígido que las que trae (goma). Pero bueno, eso son mejoras  que ya cada uno le puede hacer con poco coste y poco a poco.

MANDO DEL TIMÓN
TIMÓN PARTE SUPERIOR
Con el timón tendremos que tener algo de cuidado a la hora de arrastrarlo por zona de piedras ya que aunque es flexible, está expuesto a posibles golpes.

TIMÓN PARTE BAJA
La bañera que trae el kayak es inmensa, tanto en largo como en ancho, por capacidad de carga no va a quedar en este kayak. Entre los cañeros tenemos un acceso al interior del casco del kayak, el único que tiene. Tiene un tamaño mediano y su tapa es roscada. Personalmente la cambiaría por una sin roscar y con cierre de media vuelta, más rápido, práctico y fácil de abrir y cerrar. Viene muy fácil para hacerlo ya que trae hasta las muecas para los tornillos de la tapa de registro (que por cierto también tiene Galaxy).
Como casi todos los kayaks, también trae su tapón de desagüe y las gomas elásticas de porteo, terminando la popa con otro asa de porte.

BAÑERA POPA
 TAPÓN DESAGÜE 
TAPA REGISTRO (TAMBUCHO)
El sistema de pedales que trae el kayak es bien conocido desde hace tiempo, tiene una relación 1/10, es decir, por cada vuelta de pedales, la hélice da 10 vueltas, así que os podéis imaginar. El peso del sistema de pedales es lo que peca. Lo notamos bastante cuando llevamos el kayak en el carro, se acentúa el esfuerzo. Para mí, imprescindible un carro tipo Lazy boys, con ruedas globo, para llevar por la arena con mucha facilidad. El funcionamiento de este sistema es sencillo, fácil de montar y desmontar, muy simple, con un sistemas de tres pestillos, dos para la base delantera y uno para bloquearlo cuando está bajado. Son de plástico, y realmente son así para, en caso de dar con el sistema en alguna roca o demás, rompa el pestillo y no el kayak o dañe mucho el sistema.
Otra cosa que he observado es la rumorosidad del pedaleo. Cuando lo recibí me llamó la atención pero una vez que se mete en el agua simplemente se escucha un leve ruido como el de una cadena de bici.
Este sistema va por engranajes con un multiplicador dentro que es lo que hace la conversión en cada pedalada. Hay que tener en cuenta, que los tornillos de las bielas, uno va al derecho y otro al revés, es decir, uno aprieta hacia la izquierda y otro hacia la derecha, aviso para el montaje.


Bueno y por aquí os dejo mis impresiones, espero que os sirva de ayuda para decidiros por este modelo en el caso de que queráis un kayak a pedales con la mejor relación calidad precio. Con el tiempo y el uso veremos que tal se defiende  en el segmento. Buenas derivas, suave pedaleo y un kayak para disfrutar con muchas horas de currican. 
Saludos a todos.
"Raspacejo"