SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

jueves, 16 de junio de 2016

AXION KAYAKS EASY ANGLER

Hace ya algún tiempo que los hermanos Sweeney tenían pensado traer un modelo de kayak a pedales. Después de mucho investigar y sopesar algunas de las pocas opciones que había en el mercado al final han logrado encontrar lo que en principio era la mejor opción. Es por ello que se ha apostado por dos modelos, uno más pequeño el easy rider (eslora 316 ) y otro algo más grande, el easy angler con una eslora de 396.
La principal ventaja de estos dos modelos es el precio al que lo vamos a poder encontrar en el mercado, por poco más de la mitad de los modelos originales en los que se basan estos modelos, así que podremos disfrutar de un kayak a pedales  a precio casi de uno de pala. Lo vais a tener disponibles en PESKAYAK Y NAUTICA RAMIREZ.
He tenido la oportunidad de tener uno bajo mi trasero y aquí van algunas de mis impresiones:
El unboxing de este kayak es simple, casco, sistema de pedales, accesorios railblaza (dos bases y un cañero orientable) y alojado en el tambucho delantero, el timón.


SISTEMA PEDAL

CAÑERO RAILBLAZA Y BASES


Lo primero que llama la atención es el casco, con una forma redondeada y pepona en la popa, nada usual en kayaks de pala, pero con sentido en kayaks de este tipo ya que se destacan sobre todo por su gran estabilidad, que te permite ponerte de pie sin ningún tipo de problema, un punto muy a favor para quien pesquen en aguas interiores usando la técnica spinning o mosca. 

BAÑERA DE POPA
Por debajo, el casco tiene a lo largo dos flotadores principales en forma de catamaran que son los que le aportan esa estabilidad extra al kayak. Van desde popa a proa, fusionándose en uno cuando llegan a proa. En medio, a partir de la pedalera, tiene una quilla que fusiona con el timón. En total son 9 los agujeros autovaciables que tiene el casco, aunque os puedo asegurar que debido a la altura que tiene, apenas entra agua por los autovaciables, y va bastante seco.

TIMÓN
PROA
ALOJAMIENTO PEDALERA
El peso es el handicap  que tenemos que pagar por un kayak de este tipo, ya que siempre será algo más que uno de pala. Subirlo y bajarlo del coche es el peaje que tendremos que pagar para luego beneficiarnos de su fácil navegación a pedales.
Entramos en el agua y me faltan pies y manos, hay que acostumbrarse a "conducirlo", y todo lleva su adaptación y proceso, "entra al agua, quita la tapa de la pedalera, baja la misma, bloquea y pon de nuevo la tapa". A partir de ahí, a disfrutar.
Una vez en el agua, el kayak se comporta bien, el timón es poco preciso aunque siempre se puede mejorar ampliando la pala del mismo, ( ya he visto bricos por internet sobre ello). El pedaleo se traduce bien a la hélice y es de interés saber que no hace falta ir a todo gas para avanzar bien. En torno al 40% de fuerza el kayak avanza de maravilla, no hace falta darle más gas, ya que la fuerza se pierde por el camino, este sistema de pedales no es para imprimir velocidad punta, sino más bien pedaleo tranquilo y constante, así no te revientas y se avanza casi igual que por ejemplo al 80% de tu fuerza.




La bañera donde van los pies es amplísima y bastante seca, el hueco de abajo del asiento se puede usar para guardar cosas, enredando se puede dar mucho juego a ese hueco.

TAPA DE PEDALERA
HUECO DE PEDALERA ABIERTO
HUECO BAJO ASIENTO
Cuando lo vi por primera vez y me fijé en el asiento pensé en la forma de desmontarlo para transportarlo en el coche, pero no se puede. Aún así, se puede plegar hacia delante y así se queda integrado en el kayak, y viene muy bien para el transporte. El asiento se ve muy robusto, es en aluminio lacado en negro.Es regulable en distancia, con dos ruedas que aprietan para dejarlo fijo. Permiten deslizar el asiento sobre dos guías alojadas en las bordas del kayak. Interesante para amoldar a diferentes tallas de usuario.

ASIENTO PLEGADO


El tejido es de tipo rejilla bastante transpirable, en la zona del pliegue lleva neopreno de unos 5mm y la zona del trasero también se ve robusta, tanto en costuras como en tejido. 



La sensación de comodidad es plena al sentarte por primera vez y a lo largo de dos horas que estuve dando pedales y probando ni me enteré. Sí es cierto que tal y como te subes la sensación es de demasiado movimiento lateral del kayak, pero desaparece en el momento que das a pedales. Lógicamente, esto viene dado por la altura con respecto al agua que tenemos. De todas formas, ya casi todos los fabricantes de gama alta están apostando por ese sistema de asiento y la espalda y trasero de los pescadores lo ven agradecido tras cada salida.
En conjunto, estructura-tejido, lo veo muy muy bien de calidad. Imprescindible un chaleco de espalda alta tipo Chinook de NRS.


ESTRUCTURA DE ALUMINIO
Detalles:
Empezamos por la proa y tenemos el asa standard , con cuatro tornillos. Bajo la misma, hay un hueco que aunque esté pensado para meter la mano, no es necesario, y lo único que acumula es agua, con menos hueco hubiera sido suficiente.


La tapa delantera del tambucho de proa es un poco tediosa de abrir y cerrar debido a que las anillas montan en la misma. La solución por mi parte es eliminar dicha tapa, ya que, aparte de ahorrar peso, ese tambucho no va al interior del kayak, sino que se queda igual que la bañera trasera, con su autovaciable, con lo cual si llegara a entrar agua no se acumula dentro. Perfectamente se puede navegar con ese hueco descubierto, y en caso de querer dejarla, le pondría un par de cierres con correas a un lado para que abriera hacia un lado. De todas formas, con la pedalera es complicado llegar a proa, así que lo que se ponga ahí, realmente no está muy al alcance del pescador. En el hueco que tiene caben bastantes cosas porque es muy grande.





Tanto en babor como en estribor, el kayak dispone de dos piezas alargadas donde alojar accesorios como cañeros, bases para cámara, sonda y demás. Tienen un buen tamaño, así que pueden dar mucho juego.


Una cosa que me llamó mucho la atención fue las asas laterales que trae el kayak, idénticas en forma y tacto que las de un conocido fabricante pionero de kayaks.


El kayak tiene tres cañeros empotrados, dos detrás del asiento y uno en la banda de estribor justo al lado del asa, sitio ideal para dejar la caña mientras hacemos derivas o mientras montamos aparejos o cebo. También se podría hacer currican desde éste, no nos olvidemos que vamos a pedales. Aparte, trae dos bases railblaza y un cañero orientable para alojar en las mismas.




Como detalle, también tenemos un sujeta palas en la banda de estribor (no nos olvidemos que hay que llevarla siempre).


En la banda de babor, a la misma altura que el sujeta palas derecho, tenemos el mando del timón, desde donde dirigimos con la mano. Como he comentado al principio, el timón no es muy preciso, yo mejoraría el deslizamiento de los cables, poniendo unas fundas de polietileno o algún material más rígido que las que trae (goma). Pero bueno, eso son mejoras  que ya cada uno le puede hacer con poco coste y poco a poco.

MANDO DEL TIMÓN
TIMÓN PARTE SUPERIOR
Con el timón tendremos que tener algo de cuidado a la hora de arrastrarlo por zona de piedras ya que aunque es flexible, está expuesto a posibles golpes.

TIMÓN PARTE BAJA
La bañera que trae el kayak es inmensa, tanto en largo como en ancho, por capacidad de carga no va a quedar en este kayak. Entre los cañeros tenemos un acceso al interior del casco del kayak, el único que tiene. Tiene un tamaño mediano y su tapa es roscada. Personalmente la cambiaría por una sin roscar y con cierre de media vuelta, más rápido, práctico y fácil de abrir y cerrar. Viene muy fácil para hacerlo ya que trae hasta las muecas para los tornillos de la tapa de registro (que por cierto también tiene Galaxy).
Como casi todos los kayaks, también trae su tapón de desagüe y las gomas elásticas de porteo, terminando la popa con otro asa de porte.

BAÑERA POPA
 TAPÓN DESAGÜE 
TAPA REGISTRO (TAMBUCHO)
El sistema de pedales que trae el kayak es bien conocido desde hace tiempo, tiene una relación 1/10, es decir, por cada vuelta de pedales, la hélice da 10 vueltas, así que os podéis imaginar. El peso del sistema de pedales es lo que peca. Lo notamos bastante cuando llevamos el kayak en el carro, se acentúa el esfuerzo. Para mí, imprescindible un carro tipo Lazy boys, con ruedas globo, para llevar por la arena con mucha facilidad. El funcionamiento de este sistema es sencillo, fácil de montar y desmontar, muy simple, con un sistemas de tres pestillos, dos para la base delantera y uno para bloquearlo cuando está bajado. Son de plástico, y realmente son así para, en caso de dar con el sistema en alguna roca o demás, rompa el pestillo y no el kayak o dañe mucho el sistema.
Otra cosa que he observado es la rumorosidad del pedaleo. Cuando lo recibí me llamó la atención pero una vez que se mete en el agua simplemente se escucha un leve ruido como el de una cadena de bici.
Este sistema va por engranajes con un multiplicador dentro que es lo que hace la conversión en cada pedalada. Hay que tener en cuenta, que los tornillos de las bielas, uno va al derecho y otro al revés, es decir, uno aprieta hacia la izquierda y otro hacia la derecha, aviso para el montaje.


Bueno y por aquí os dejo mis impresiones, espero que os sirva de ayuda para decidiros por este modelo en el caso de que queráis un kayak a pedales con la mejor relación calidad precio. Con el tiempo y el uso veremos que tal se defiende  en el segmento. Buenas derivas, suave pedaleo y un kayak para disfrutar con muchas horas de currican. 
Saludos a todos.
"Raspacejo"







sábado, 28 de mayo de 2016

EL OPEN DE MARBELLA

Me parece mentira que hace algo menos de una semana estuviera riendo con compañeros en el primer open de Marbella. Me he dado cuenta al salir a mi patio y recordar tan buenos momentos que echamos el finde pasado.



El campeonato iba a ser una de las muchas actividades que se iban a llevar a cabo en la semana del mar, en la que, como novedad, se incluiría nuestro evento. La recaudación integra del mismo iría donada a la Asociacion C.A.D.I (ASOCIACIÓN CENTRO DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD INFANTIL).Semanas atrás ya se estaba hablando del evento, mes después del open de Estepona. Para mí, como siempre, es un placer acercarme a mi segunda tierra, en esta ocasión de solano, pues por temas laborales mi escudero Álvaro no me podría acompañar. Como se suele decir, no sabe uno lo que tiene hasta que lo pierde, y en este viaje he perdido esas conversaciones con él que tanto amenizaban la ruta, pero bueno, pronto volveremos a la carga.
El tiempo días atrás estuvo tonto, por aquí se dejó caer viento fuerte y no tenía muy claro la previsión real que tendríamos en la cita. El viernes ya empecé a cargar baterías e ir preparando algo para la salida el sábado. En esta ocasión mi intención era buscar alguna pieza de porte, ya que no tenía ganas de preparar cebo y todo lo que conlleva, así que una caña, un cordelillo y 4 señuelos, nada más.
Llegué a Marbella sobre las 19, después de dar 40 vueltas para llegar al Puerto Deportivo. Una vez allí vaya ambientazo que había, y no digo de kayaks, sino de gente por la zona.
Mauro me dio instrucciones para entrar y una vez dentro ya comencé a ver monturas encima de los coches. Al fondo del puerto, como a 400 o 500 metros de los stands, estaban los compañeros de Almería y pronto se unirían Lolo y alguno más.
Me di un paseo por los stands para saludar a la familia galactica y ver el resto de material que allí se exhibía. 






Me enganché al grupito de PeskayakMalaga y hasta la noche estuvimos de charla, cena y demás, pronto me fui a mi "apartamento".



6:30 am despiertos para la cita, carga de hidratos para la jornada y en breve estábamos en la orilla tras pasar por el punto de control.


Allí un centenar de kayaks nos reuníamos de nuevo para disfrutar de otra prueba más.





Mi salida fue rápida, unos 4 km me separaban de la zona que tenía en mente probar, pero nada más lejos de la realidad. Después de hincharme de palear a ritmo infernal, y una vez llegado al sitio, tras sondear el terreno, al poco tenía una embarcación de la organización diciéndome que me acercara a tierra, que iba a saltar viento....
Con los planes absolutamente rotos me fui de vuelta al puerto, lentamente y mirando muy escrupulosamente la sonda en busca de algún indicio de actividad de camino.  Lógicamente, no encontré nada y me tuve que conformar con disfrutar de la compañía de un gran pez luna que me distrajo un rato.
Allá sobre las 11:30 por la radio cantaban la vuelta  de los participantes más alejados, así que decidí volver a tierra porque no había nada que hacer. Poco a poco empezaron kayaks a entrar por la bocana y a acercarse a la rampa de llegada que se utilizó para tal fin.





En tierra, pasadas ya un par de horas comenzó el almuerzo (lleno de arroz y comida italiana),el pesaje y algo más tarde la entrega de premios, tras esto, como siempre, quedaba la despedida de amigos y la vuelta a casa, no sin antes echar unas risas con los KFC, y comentar algunas novedades por parte de Galaxy.


Una de ellas fue la presentación de los nuevos kayaks a pedales AXION KAYAKS, que tuve la oportunidad de probar y ver como me ponían bien calientes las piernas en algún sprint. Pienso que pueden llegar a ser una buena opción en la medida de 4 metros.
Como siempre, dar las gracias a la organización, especialmente a Mauro, por estar al pie del cañón para lograr un evento como este, donde hay tantas actividades como se han realizado en la semana del mar en Marbella.
Saludos a todos.
"Raspacejo"