SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

lunes, 8 de diciembre de 2008

Salida 8 de diciembre 2008

Hola a todos. Ayer quedé con mi amigo Sevi para echar un rato fondeado. A las 7:30 estábamos allí nosotros, la oscuridad y la lluvia que nos acompañaba mientras preparábamos los bártulos para comenzar la jornada.
Una vez asomamos la nariz por la playa os dimos cuenta que hoy iba a ser un día "especial". De momento las olas que nos aguardaban en la orilla no eran del todo pequeñas, así que tuvimos que planear un ataque con sumo cuidado si no queríamos empezar la jornada mojados.

Con suerte pudimos aprovechar un hueco y colarnos entre unas series para posteriormente llegar al pesquero. El mar de fondo daba la nota en la orilla para dejarnos pasar a un mar abierto no tan "movido".
Tranquilamente comenzamos a remar haciendo un poco de curricán sin suerte por ninguna de las dos partes. Se veía actividad a media agua y por encima se asomaban de vez en cuando ondas provocadas por peces que irían buscando un poco de oxigeno. Llegamos a la zona y nos fondeamos juntos a mi boya, preparamos los aparejos y comenzamos la jornada de pesca. Al poco tiempo Sevi empezó a notar nauseas provocadas por el meneito que había y en breve...vomitó , así que no pudo disfrutar mucho. Las picadas eran escasas y tampoco pudo olvidarse mucho del mareo.
Al final terminamos por cambiarnos de sitio y al cambio de marea empezó a cambiar la cosa. De pronto, Sevi nota una picada que le mete el puntero de la caña en el agua, una cosa muy extraña, no tiraba con nervio, no le soltaba carrete pero tampoco le daba tregua, es como si hubiera enganchado, pero a medida que pasaba el tiempo nos dábamos cuenta de que era un pez. Tras algunos minutos de lucha, de repente es como si se fuera la tensión y comienza a recoger lentamente. Cuando está arriba nos damos cuenta de que trae el aparejo que tiene al vivo echado en la otra caña, una cosa muy extraña. Nos quedamos con las caras, yo de tonto y Sevi de fatiga mareosa mirándonos y no dando crédito a lo que vivimos en esos momentos. Tengo el video, cuando lo prepare lo pongo y a ver que opináis. Después de un rato Sevi decidió irse a palear un rato para ver si se le pasaba haciendo curri. Le dejé un plomo para que lo utilizara de profundizador y así poder tocar un poco más abajo. Yo me quedé donde mismo y comencé a notar algunas picadas y aunque muy breves, salían algunas piezas de tamaño. A los 20 minutos veo que Sevi viene de vuelta y cuando está a unos 300 metros empiezo a notar unas picadas que no son normales. Muy flojitas y sin nervio, así que me concentro al máximo y en una de ellas...ZASSS! Mi caña se dobla como nunca estando fondeada, el carrete suelta hilo y me pregunto que narices está debajo de la línea. Me sorprende ver que mi bajo del 35 aguanta unas embestidas así de fuertes y no me lo creo cuando veo aparecer un lomo rosa de las profundidades. Si señor, mi mayor pieza capturada fondeado, lo acerco al kayak y vuelve a arremeter alejándose un poco, pero menos mal que tengo el carrete un poco suelto para amortiguar el tirón. De nuevo viene hacia mi y lo pongo encima mía, un maravilloso bocinegro de 1,230 gramos. Increíble, una pasada la sensación de levantar un pez así con el bajo que llevaba. Un subidón de adrenalina sin duda alguna. Cuando lo despesco me doy cuenta de que me ha entrado al anzuelo de arriba y he perdido los de abajo y el plomo, curioso pero cierto.
Sevi se acerca con paladas lentas y me comenta que tira para tierra, que no puede más con su cuerpo, así que decidimos dar por finalizado el día de pesca. Mientras se va, yo recojo los aparejos, el rezón y me voy tras de él. En la orilla nos espera una nueva aventura, que con suerte no nos castiga mojándonos.


Un saludo a todos.












domingo, 7 de diciembre de 2008

6 de diciembre 2008

Hola a todos. Aunque para el día de ayer daban algo de lluvia y un poco de viento me arriesgué a darme el madrugón a ver que pasaba. La idea era llegar hasta una zona que nunca había tocado para ver los resultados. Primeramente iría a una zona para practicar jigging y luego también me llevé un poco de cebo para descansar el hombro de tanto jigear. Entré en el agua a eso de las 8:30 am y mirad como estaba el agua....



El día perfecto, sin viento, ni frío ni calor, esplendido para pescar en nuestras monturas. Llegado el primer punto me puse a bailar con mi jig dale que te pego y a la hora más o menos sentí una picada que logré enganchar, unas enormes salidas de línea al frente, algunos cabezazos y en unos 5 o 6 minutos logré verle el lomo. Cuando se acercó al kayak hizo un extraño y no pude pincharlo, así que se volvió a dar a la fuga, creyendo yo que ya lo había perdido, pero al recobrar carrete de nuevo lo pude acercar y esta vez pude subirlo. Un bocinegro que me dio bastante guerra para el peso que tenía. 2,580 kg.


Poco después un barco gracioso se puso a levantar un trasmayo a 100 metros mío, así que se acabó lo que se daba. Decidí irme más adentro y tocar la parte nueva. Pero una vez en la zona la profundidad no era demasiada para el jig, así que me fondeé y probé con cebo. Primeramente no dí con un sitio bueno, así que me cambié a uno que vi llegando y una vez allí comenzaron a salir sargos de buen porte, uno que pesó 600 gramos y algunos de 500. En la foto no aparecen todos porque ya no entraban en la proa del kayak, pero habría unos 4 o 5 más. También entró un bocinegro de 550gramos.




Ya de vuelta volví a jigear un poco donde primero y a la media hora también tuve otra picada muy gorda, esta me partió un 80 por el nudo del jig. No pude ver que era pero tiraba como un condenado/a. Se llevó la muestra y me quedé con la cara de tonto, pero bueno son cosas que pasan y no me puedo quejar de como iba de cargadito.

Un saludo a todos.

domingo, 23 de noviembre de 2008

22 de noviembre 2008

Aunque esta mañana el parte daba algo de viento, me arriesgué a darme el madrugón e ir hasta la playa. Tenía pensado ir a una zona nueva por explorar, por lo menos por mi parte. El frío de la mañana me hacía tiritar mientras preparaba los bártulos.
Llegué a la zona y la actividad era nula, sobre las 10:00 empezó un viento insoportable, que hizo plantearme la vuelta. En una de las últimas pasadas logré una picada encima de la piedra, regalándome minutos más tarde un precioso dentex de 1,810gr. Poco más se pudo hacer y me quedé con las ganas de seguir en la zona, ya que me tuve que volver a tierra a causa del viento. En pocos minutos derivaba unos 200 metros de la marca y apenas se podía jigear con calidad.
Aquí unas fotillos.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Salida 11 de noviembre

Un día más me echo al agua un rato...El levante del lunes me daba buena espina ya que seguro que aclararía las aguas. Tenía varios factores a mi favor, la actividad para ayer era buena, la marea me favorecía para hacer dos tipos de pesca, curricán y fondeo, y era el único día de la semana (según el gurú) que no haría levante, aunque hoy tampoco hace....
A las 7:45 ya estaba en el agua con mis muestras paseando. Primeramente serían de superficie ya que la zona no permitía otra, y luego le dejaríamos paso al curricán de fondo para terminar con unas tres horas de fondeo. El día perfecto, sin sol ni viento, el mar como un plato, ya solo quedaba el toque de la varita mágica a mi kayak. Ni media hora pasó cuando uno de mis carretes comenzó a chirriar, pensando en un enganche por la zona rocosa en la que pasaba, me dispongo a recoger y noto tirones, así que los nervios aparecen y empiezo a recoger, a lo lejos veo chapoteo, y a unos metros del kayak veo que es una lubina que viene con la boca abierta, pero mi suerte cambia cuando se despesca a escasos dos metros de mi montura.
Vuelvo a dar algunas pasadas por la zona pero sin suerte alguna, con lo que doy comienzo al curricán de fondo. Llego a la zona a investigar con una tormentor de 9cm, acompañada por un plomo de 300 gramos de fabricación propia. En la otra línea una magnum de babero metálico con 150gr de lastre. Pasaba una hora más o menos cuando a la magnum le llega su hora, una gran picada que me ponía los bellos de punta. Sin pensarlo comienza el combate, me cuesta recoger bastante, continuos tirones de locomotora hacen que mi kayak vaya de un lado a otro, y cuando llevo como 6-7 minutos peleando me quedo sin tensión.... Subo el aparejo y me ha partido un 50 de línea y se lleva la joyita.... ¿SI VERDAD? pues a ver si tiene narices de romper un 80. Sin dudar monto en las dos cañas sendos bajos del 80mm para no volver a quedarme con las ganas. Vuelvo a palear. A los 30 minutos vuelto a tener una picada, menos potente, que al poco hace subirme al kayak una sama de 1.140gramos.

Me vuelvo al lío y llega mi hora, otra gran picada hacía cabecear mi caña en los cañeros de curricán, peleo un rato, pero tira raro, me da por pensar que es un cochino de los grandes porque da vueltas debajo del kayak, pero cual es mi sorpresa cuando un color tornasol aparece del fondo, un gran dentex me enseña su hocico, bichero en mano lo subo junto a mi para darle la bienvenida. Viene bien enganchado a mi tormentor tuneada, menos mal que le cambié las poteras por unas más grandes.





Tengo un buen subidón ya que son las primeras piezas de esta clase que capturo a curricán de fondo, y espero que no las últimas. Bueno hasta aquí la jornada de curricán de fondo que dio sus frutos. Luego estuve un rato fondeado y también salieron algunas piezas.

Esta fue la pesca en total menos tres mojarras que no entraban .





sábado, 25 de octubre de 2008

Salida 24 de octubre 2008

Buenas a todos. El Viernes tenía que hacer algunas cosas en la mañana, y no tenía pensado salir, y al final, aunque un poco tarde salí a dar un paseo por el palmar . La zona es buena para el fondeo pero con escasa profundidad para el jigging. Probé fondeado y eché un buen ratito. El fondo tocado fue piedra y el resultado el que veis en las fotos, para variar, me persiguen los ballesta allá a donde voy... Salieron algunos, pero solo me quedé con uno que tenía un tamaño considerable. También entraron sargos buenos y mojarras.
Si os fijáis el cochino está todo lleno de arena, y es que no paraba de saltar, se caia del kayak y me tiraba los demás a la arena.



Capturé una especie que nunca había pillado, la marabota, es como un bodión pero a lo bestia. Me llegaron dos, una la de la foto y otra más grande , que se me escapó una vez arriba del kayak, cuando la desanzuele, al ser tan resbalosa, saltó y se fue al agua, esta pesaba bastante, seguramente más del kilo.




También me llegó un bicho gordito que se enroco y no tuve narices de sacarlo, me entró a un chipirón entero con dos poteras y sin plomo, solo a la deriva, me soltó unos pocos de metros y cuando pillé la caña solo pude notar algún tirón fuerte antes de que se enganchara en la roca. Una pena y resquemor para el cuerpo.
En fin, otra jornada de disfrute. El sábado estuve por Cádiz desde el alba hasta las 11 jigeando un poco pero sin suerte, otra vez será.
Un saludo a todos.

martes, 14 de octubre de 2008

Salida 13 octubre.

Hola a todos. Ya empieza a hacer frío en el agua a las 8 de la mañana... Después de una semana y pico que no he salido por un principio de bronquitis ( de ir tan fresco en el kayak) ayer me dí una vueltecita para pescar fondeado por la zona de Sancti Petri. Pensé que después del temporal de estos días el mar estaría más feo, pero una sorpresa encontrarlo como ayer, muy plano, eso sí las aguas tapadas. A las 8:15 estaba en el agua saliendo hacia fuera acompañando a los barcos del club náutico que con sus lucecitas en el alba daban un paisaje bonito por la zona. El viento estaba larguito, y no pude fondearme donde quería, pero por lo menos estuve por la zona y así me quitaba el mono de días atrás. Esta vez al curri no entró nada, imagino por lo tapado de las aguas, de todas formas no se veían pajareras como en días anteriores. Una vez fondeado, al ratillo llegaron las primeras picadas, que entraron a un nuevo anzuelo de 5/0(antes 2/0) que le he puesto para evitar subir tanto pez de una talla algo más pequeño, aún así entraron algunas que fueron devueltas al agua, casi todo mojarras, chopas y vaquitas. Estuve a punto de vomitar a media mañana pero comí algo y se me quitó el mareo. Me salí sobre las 12:00 y aquí os dejo unas fotillos. El agua estaba peor en la orilla que dentro, había olas que nunca había visto en Sancti Petri, de las traicioneras que parten en el escalón de la orilla.
Aquí os dejo las fotos, más de lo mismo que en ocasiones anteriores, pero con más frío .



viernes, 3 de octubre de 2008

1 y 2 de octubre.

Buenas, estos dias atrás he echado unas tardes por Sancti Petri y la Barrosa. Los dos dias han sido fondeado y jigging pero sin suerte para esta última modalidad. He aprovechado que eran unas mareas buenas ya que cogían de llenante las últimas horas.
El miercoles se estuvieron dando los abadejos de buen tamaño, el más grande de 600 gramos, también me entró uná sama de 500 gramos. Sargos y mojarras entraron a saco a las gambas.





Ayer no entró ningún abadejo, solo dos garapellos y más sargos y mojarras de buen porte. A la vuelta entraron un par de caballas al curri. Sopló un poco de viento a media tarde, que duró hasta la salida.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Salida 26 de septiembre

Hola a todos, ayer, a pesar de que daban lluvia y viento, me levanté tempranito a ver que suerte tenía y la verdad es que hizo un día de escándalo por la mañana. No me quería ir muy lejos, así que salí por Sancti Petri a tocar por un sitio que tenía pensado desde hace tiempo. El mar estaba como un plato y la marea no era de las más grandes por lo que me decidí a salir por el espigón dirección a los farallones. De camino hacia allí puse las dos cañas al curri, una con una toby y otra con una aguja que me regaló mi padre. A medida que me acercaba al castillo pude ver como una gran pajarera se tiraban una y otra vez de cabeza al agua, así que me dirigí al meollo. Solo pasar el farallón un carrete empezó a sonar con gran alegría y me pensé que podría llevar algún robalo o baila de buen tamaño, pues se están cogiendo por la zona y tiraba bastante, pero no, aunque la lucha fue muy alegre, lo que me esperaba detrás de la línea era una palometa, la primera que cogía en el kayak. Un par de pasadas más me subieron un par de ellas más pero luego se dejaron de dar.
Pasado un rato de paleo de un lado a otro me decidí ir al primer sitio para probar fondeado. Allí no tardaron en entrar chopas de diferentes tamaños, todas devueltas ya que iba buscando más el mojarreo. Di varios intentos por otras zonas puesto que el pescado comía muy tardío y casi todo lo que entraba eran las chopas. Sobre las 12:30 ya empezaban las dos ultimas horas de llenante y ahí fue cuando empezó el movimiento. Estuve hasta las 14:00 y pasé un rato muy bueno. Estuve probando la boya de fondeo rápido que utilizan los compañeros de Málaga y va de lujo, mucho mas seguro que fondearse directamente al kayak.

Aquí os dejo una fotillo de la pesca. Saludos a todos.

martes, 16 de septiembre de 2008

15 de septiembre

Buenas a todos. Después de algunos días en dique seco por el tiempo y cosillas que he tenido que hacer, hoy me decidí a dar un paseo por Conil a pescar fondeado. El mar estaba precioso, sin viento y plano. Salí a las 9:00 am y me dirigí hacia una marca por la zona que dias antes había visto. Una vez allí y después de dar varios lances y ver la carnada entera me decidí a tocar otros sitios a ver que tal. Estuve un rato a la deriva, tocando cada 200 metros a ver si entraba algo pero nada. Sobre las 11:30 tiré para tierra, hacia las lajas más cercanas y a unos 400 metros de una de ellas me fondeé. Eran las 12:00 ya, solo me quedaba una hora antes de irme. Probé en aquella zona y todavía no había llegado el aparejo al fondo cuando me estaban picando, mojarras negras de varios tamaños, solo me quedé con las más grandecitas. Entraron algunas vaquitas y chopas que también devolví. Una breca de buen porte también engordó la saca y por último saqué un pez cochino que pesó un kilo 200grm. No sé como lo hizo pero partió la plomada, seguramente de un buen bocado de los que pegan.
A las 13:00h puse rumbo al espigón y ya se notaba que había entrado algo de viento y un poco de oleaje. Aquí os dejo una fotillo del día de hoy.
Saludos.

sábado, 6 de septiembre de 2008

5 de septiembre 2008

Buenas. Aprovechando la mañana de ayer que estaba fresquita , me fui a echar un ratillo por el muro. El cielo estaba nublado, el mar algo movido pero no estaba muy mal. Viento de poniente soplaba contra mí al dirigirme al sitio. Debajo mía la sonda marcaba poca actividad por el camino y por encima del agua no se veían los chapoteos de estos últimos días de las caballas. Pero claro, tal y como está la cosa últimamente no se puede augurar nada ya que el pescado come cuando quiere y no atiende a nada. Una vez encontrada la piedra sí que veía actividad pero como si no hubiera porque ni a las plumas entraban. Estuve un rato y de buenas a primeras tuve una picada muy brusca, pero no se enganchó. Al poco tiempo y después de probar varias formas y colores de jigs tuve otra picada, esta vez con suerte de poder empezar una pelea con algo que tiraba con ganas y que no tendría menos de 4 o 5 kilos. Pero la suerte se me fue cuando a media agua me dijo "ahí te quedas" y me quedé sin peso en la línea y con cara de besugo.
Como la cosa parecía que iba mejor, seguí manejando arriba y abajo a ver si volvía a picar algo pero nada. Cambié a una piedra más adentro, que aunque tenía menos profundidad se veía más actividad a media agua. Es curioso porque no me pude hacer con ninguna caballa a bordo y fijaos en la actividad de la sonda en la foto. Un rato antes de irme tuve una sorpresa, una picada, que aunque fue leve y sin mucha lucha, logré subirla a bordo. Un bocinegro con 1,1 kg fue el resultado de una jornada de pesca que estoy seguro que si hubiera podido estar más tiempo seguro que me habría dado un buen resultado ya que , aunque lento y pausado, los peces tenían ganas de comer. Aquí una foto del susodicho.

martes, 2 de septiembre de 2008

1 de Septiembre.

Hola a todos, ayer fui un ratillo por la mañana a relajarme un poco pescando fondeado, así también probaría los cañeros que me hice, que por cierto van genial. Entré en el agua a eso de las 10 de la mañana y a las 14:00 ya estaba fuera. Fui a una zona un poco alejada que nunca había estado antes pero allí no entró nada. Luego estuve en otra marca pero tampoco y al final, ya un poco desesperado opté por acercarme un poco más a tierra, donde en poco más de media hora hice la pesca. El pescado no ha comido hoy como otros días, en parte creo que por la calmachicha que había en el mar, aunque perfecto para navegar, no lo fue tanto para pescar. Aún así me llevé la fritailla para un par de días. Aquí una fotillo, una breca, un cochino (divertidísimo Y exquisito), una chopa y algunas mojaras.

viernes, 22 de agosto de 2008

Salida 22 de agosto 2008

Hoy me levanté temprano para ver si windgurú no se habia equivocado, efectivamente, cuando asome la cara al patio el día estaba perfecto, aún así me llevé un ancla de capa que me fabriqué ayer por si saltaba algo de levante. Subo a la furgo el kayak y me dispongo a asomar la nariz por cortadura a ver que me encontraba por allí. El mar estaba muy bueno y la entrada mejor. Rápidamente comienzo a montar los tiestos al kayak y me dirijo a la orilla. Hoy no cuesta nada entrar. Cuando comienzo a ver en la sonda los 5 metros pongo una línea a curricán por si cae algo. Primero voy a una marca cercana pero después de varias subidas y bajadas de jig solo tengo una picada de una caballa despistada, así que me dirijo a una zona más adentro. Hoy no se ve mucha actividad en la sonda y paso un rato bailando el jig arriba y abajo sin suerte alguna. El día está un poco aburrido y decido de dar una vuelta a curricán, paso alrededor de los bolos de peces que se observan en la superficie, me acerco donde veo gaviotas sin suerte y pasados un km más o menos decido probar otra vez con otro jig. Viendo la poca actividad que nos ofrece la jornada de pesca decido ir hacia otra piedra más alejada para probar. Nada más llegar noto que aquí hay un punto determinado a unos 50 metros derivando de la piedra donde entran caballas, cosa que me interesa porque se ve movimiento. Cada vez que derivo unos 100 metros vuelvo a la marca. Pasan ya las 12 de la mañana y comienzan los dolores de brazo de tanto jigear después de 4 horas. Sigo bajando y subiendo la muestra y vuelven las caballas siempre a la misma altura. Decido echar un vivo por si algún despistado tiene hambre pero sin suerte alguna ya que sale intacto cada vez que lo levanto. Me llaman por teléfono y confirmo que en breve vuelvo a tierra por que la jornada no promete pero.... A las 13 :15 llega mi momento. Después de cambiar muchas veces el jig y de variar los movimientos habidos y por haber, paso de nuevo por la zona caliente y rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr toma!!! Por fin el momento deseado, algo he capturado que tira de lo lindo, recojo carrete y más me suelta, decido soltar un poco el freno para que no me parta y poder trabajarlo mejor, un tirón, dos tirones.... como cabezea el bicho...No me da tregua, no es nervioso pero la contundencia con la que tira dando cabezazos me da que pensar en una pieza que saqué hace algunos meses atrás. Después de unos 6 o 7 minutos parece que ya le puedo apretar un poco y comienzo a hacerme fuerte y a subirlo, efectivamente a unos 3 metros por debajo del kayak comienzo a ver una silueta rosada lo cual me confirma que es una sama. Bichero en mano y con los correspondientes nervios lo acerco al kayak para subirlo a bordo, ¡¡¡Que impresión!!! Como aprieta la boca el tipo!!! Me cuesta la misma vida sacarle el jig incluso con el alicate. Al colocarle el pasapeces aprieta la boca y me taladra literalmente el pasador de cobre. Increíble, no quisiera que me pillara el dedo.
Ya estaba un poco desmoralizado y esta captura me alegró la mañana, menos mal que después de 4 horas de jigeo intenso tuve mi recompensa. La pieza dio un peso de 4 kg y aparte también saqué 4,5 kg de caballas que por supuesto irán metidas en aceite.



Saludos a todos.


viernes, 15 de agosto de 2008

14 de agosto.

Hoy he salido temprano, sobre las 7:15 ya estaba en el agua. El mar estaba revuelto y la entrada en la orilla no invitaba a descuidarse mucho. Había viento de poniente fuerte, que no me dejó ir a la zona que quería y me tuve que quedar más a tierra. Antes de llegar a la marca, se veía cardumen por encima del agua, las caballas estaban presentes y al llegar a la marca empezaron su aparición. Dobletes y tripletes subían a bordo, la actividad era notable y, aunque el mar estaba revuelto, se compensaba con las capturas. En un par de ocasiones, a las plumas entraron un parguito de 600 gramos y un borriquete con 1,1kg, cosa rara, pero cuando el pescado está de comer te puede entrar lo que menos te esperas. Seguía moviendo el jig arriba y abajo, cuando de repente, un gran tirón me soltaba carrete y hacía que mi caña se resintiera de su espina dorsal. Continuas salidas de línea me hacían pensar que lo que había abajo era una bacoreta, ya que en días anteriores se había sacado alguna. Es increíble la potencia de nado que tiene esta familia de túnido, muy divertida de pelear haciendo de cada combate una extraordinaria terapia de suelta de adrenalina. Al cabo de pocos minutos pude verle el lomo bajo el kayak, venía enganchada al jig y aparte también por el lomo a las plumas. Seguramente con tanto tira y afloja terminó liandose en todo el bajo de línea. Me hice con ella subiéndola con el bichero y pude disfrutar del tembleque super nervioso que tiene.
Después de esto decidí volver a tierra donde en la orilla me esperaba una línea de olas que pude sortear con suerte, menos la última, que una vez bajado del kayak lo giró y volcó. Menos mal que lo tenía todo amarrado.
La jornada finalizó con una bacoreta de 2,800 kg, 6 kg de caballas, el borriquete y el parguito. Un gran día sin duda.
Un saludo a todos.

viernes, 25 de julio de 2008

Salida 24 de julio.

Después de algunos días de viento en los que por suerte he estado fuera, me decidí a salir por Camposoto a practicar un poco de pesca fondeado, que hacía tiempo que no hacía esta modalidad. 6:30 am despierto con la incertidumbre de si habrá viento o no. Asomo la nariz al patio y efectivamente no hay. Inmediatamente me tomo la biodramina y preparo un bocata y bebidas para llevar y tomar a media mañana. Llego a la playa y en el aparcamiento mis oídos perciben los truenos que provienen de la orilla, unas olas con un tamaño curioso y que casi no daban tregua. A las 7:15 am estoy en el agua y aprovechando un hueco entre algunas olas entro rápido y veloz, aún así me como un par de ellas en el pecho pero la prowler navega de lujo y se porta bien manteniendo el rumbo. Cuando paso la línea de olas y las boyas de señalización de la playa empieza a dar el mar de fondo, con unas olas que me hacían desaparecer arriba y abajo. Pongo rumbo al pesquero y una vez llego me fondeo con la ilusión de pescar algo. Rápidamente llegan las primeras picadas y aparecen mojarras negras de un tamaño medio pero no el deseado, hago suelta de algunas que no vienen tragadas, otras no puedo hacer nada. Entre tanto aparece el mareo, la mar de leva empieza a hacer de las suyas y comienzo a echar hasta la primera papilla. Es curioso pero todo desaparece cuando vienen las picadas gordas. A las 10:30 am el pescado deja de comer y me dispongo a dar un paseo a curri más a la orilla, me entran una oblada y un cochino que traía a toda la corte detrás acompañándolo, este lo suelto. El resultado de las tres horas de pesca. Borriquete con 980 gramos y otro con 530, sargo burgo con 800 gramos y alguna pieza más no destacable.


miércoles, 16 de julio de 2008

El dia del mero.

Hoy ha sido un dia especial. Fuí a salir por Sotogrande y entré en el agua sobre las 16:30. No tenía ninguna marca en especial, así que me dediqué a investigar por la zona. Logré dar con una piedra, que aunque no muy grande, tenía muy buena pinta. La marqué en el gps y empecé a trabajarla con el jig. Solo tuve que bajarlo tres veces, la suerte estuvo de mi parte y a la cuarta tuve una gran picada. La caña se dobló como nunca antes lo había hecho, noté algunos cabezazos bastante grandes y luego un peso muerto muy pesado, como si de una piedra se tratara. Bombeando con la caña poco a poco fuí recogiendo linea y en algunos minutos tuve un subidón de adrenalina cuando ví un mero bajo mi kayak. Venía dando vueltas panza arriba, el cambio de presión llenó su vejiga natatoria de aire. Pude subirlo a bordo y ví lo bonito que era, el color marrón y las motas amarillas daban una nota de color precioso. Estaba muy nervioso, no sabía que hacer, si salir del agua, permanecer allí y volver a jigear.... Al final me decanté por lo primero y cuando llegué a la orilla mi mujer me esperaba asombrada por la gran captura que hice. Según tengo entendido, los meros a jigging son capturas muy interesantes, y yo, con mi kayak, he tenido la suerte de poder hacerme con uno.

Un saludo.


viernes, 11 de julio de 2008

Salida 10 de julio



Hoy salí un rato por la tarde en Cádiz, el mar estaba regular. Fuí primero a una marca cercana donde no hubo suerte, y saliendo de ella hacia otra, ví un poco de actividad en el fondo, dejé caer el jig y en breve tuve una picada pequeña, subiendo a bordo una breca mediana. Volví a lanzar algunas veces pero ninguna picada más.
En la segunda marca, después de una hora más o menos bailando arriba y abajo el jig, tuve otra picada, esta vez con algo más de tensión en la linea. Pude hacerme con una sama pluma de 1,100kg. Después de esta volví a tierrra poco a poco, el viento azotaba y ya tenía el hombro bastante tocado de mover los diferentes jigs. Un saludo.

domingo, 15 de junio de 2008

Salida 14 de junio.

De nuevo, me decidí a salir por Cádiz a ver que se presentaba por la zona. A las 7,30 ya estaba en el agua. Yendo hacia la marca preparé la caña de currican, con una rapala de profundidad y dos plumitas arriba. Se veía actividad y había caballas arriba del agua ariscando, el mar estaba hecho un plato e invitaba a navegar, todo un gustazo. Una palada tras otra cuando de repente rrrrrrrrrrrrrrrrrr!!! El carrete comienza a chirriar como si hubiera enganchado la rapala en el fondo. Comienzo a recoger y avanzo con el kayak hacia la muestra y, en breve, comienza a soltar carrete de nuevo, una y otra vez, parece algo grande, con mucho nervio. Veo como la linea corre por la superficie de un lado a otro, una pasada. Poco a poco logro cobrar linea y cuando lo tengo debajo del kayak veo debajo una preciosa bacoreta dando vueltas y con cuidado la voy acercando para subirla con el bichero. Pesó 2,800kg.
Las bacoretas son muy voraces y buenas capturas en lo que al combate se refiere, tienen mucha potencia de nado y su picada aporta una diversión asegurada.
A lo largo del dia pude capturar algunas caballas y jurelas aparte de la bacoreta. Haciendo balance he tenido una buena jornada.

lunes, 2 de junio de 2008

Salida 1 de junio.

Después de algúnas semanas sin salir a causa del mal tiempo, y ya con un mono de los grandes, por fín pude planear una salida. Esta vez me decidí a salir por Cádiz. A las 7:15 estaba ya en el sitio preparando los bártulos de pesca, pasaron unos 20 minutos cuando me adentré en el mar y comenzé a remar para llegar a la marca. La sonda marcaba actividad, seguramente serían caballas ya que es la época. Una vez en la piedra empiezo a menear el jig arriba y abajo, pronto comienzan las caballas y jurelas a entrar, comienza la diversión. Algunos dobletes entran a las plumitas de arriba del jig, que nerviosismo traen las caballas, tiemblan de una forma bestial. Es de las primeras veces que el jigging comienza a hacer efecto y aunque es una pesca un poco estresante, si es verdad que es distraida. El estar esperando la picada "gorda" en uno de los tirones hace estar al 100% atento y en tensión.
Muchas pasadas tuve que dar en la piedra para subir las caballas, pero al final....zassss!!! Iba subiendo una caballa cuando de repente un tirón me hunde la caña, el carrete empieza a chirriar y comienza el combate. Es una pasada como tira el bicho, es mi primera pieza grande y la adrenalina que tengo encima no es poca. Me cuesta bastante, pega unos cabezazos buscando el fondo pero poco a poco voy cobrando linea. A los 5 minutos más o menos ya le veo el lomo brillar y voy preparando el bichero como puedo para embarcarlo a bordo. Cuando lo tengo en mis manos no puedo estar más nervioso, no sé si meterlo en la bolsa, si ponerle el pasador, si amarrarlo por la cola, ufff... Tiene una boca poderosa, pega unos mordiscos que hay que tener sumo cuidado. Poco a poco me tranquilizo y ya decido tirar para tierra donde, después de sortear algunas olas, logro entrar en la orilla. Al final escapo con una sama de 3,500kg y 3,700kg de caballas. Un día de los que no se olvidan sin duda alguna.

martes, 15 de abril de 2008

Salida 14 abril

Este día decidí de ir a tocar un sitito por la zona del castillo. El mar estaba muy bien al principio, a medida que me alejaba del castillo empezó a ponerse un poco picada, pero no mucho. Dos kilómetros me separaban de la marca , me llevé un buen tiempo remando, cosa que mis hombros y brazos después de la paliza del día anterior ya notaban el cansancio. Soplaba un poco de viento en contra, pero ni mucho menos como ayer. Desde la salida puse una rapala de profundidad para probar hasta la marca pero sin resultado alguno. Llegue al sitio pero la sonda no me marcaba actividad, aún así con la ilusión empecé a pescar. Unos 15 minutos tardaron las primeras picadas pero en cuanto empezó no pararon. Muchas mojarrras negras y alguna chopa que no me daban tregua. Estaba eufórico, contento, una, otra, las más pequeñas al agua ¿Que más se puede pedir?
El sentir las picadas tan seguidas da una sensación indescriptible, tan cerca del agua, con una embarcación tan "endeble", es como "un tú a tú" con el pez, a ver quien puede más, tener la picaresca de,en el último momento,pegar el tironcito que hace enganchar al pez y ahí comenzar la lucha para subirlo a bordo.
Al rato de estar el viento viró y comenzó un poco más de oleaje, por lo que decidí tirar para tierra. Eran las 19:00h y me quedaba un rato de paleo, así que recogí el rezón y puse direcciòn al punto de partida. Ya en la orilla, hice recuento de las piezas y organizé todo para volver a casa.

lunes, 14 de abril de 2008

Salida dia 13 abril 2008

Este día fué el primero en que mi kayak tocó escama. Eran las 15:00h cuando decidí entrar por los Caños de Meca. Allí me esperaba una playa por la que acceder al agua. Mirando detenidamente las olas logré hacerme un hueco entre ellas para así comenzar a palear hasta algún punto donde viera algo de actividad. El viento soplaba fuerte, con lo cual no pude alejarme mucho, así que pasado un kilómetro dirección el faro decidí fondearme y probar suerte. En breve tuve algunas picadas en las que salieron algunas piezas de un tamaño pequeño que fueron devueltas a casita. Aunque el día no era propicio para pescar, estaba en la gloria, solamente el viento, mi kayak y yo. Era mi primer día de pesca en serio y aunque solo salieron tres piezas de tamaño mediano, mi alegría era latente. Cada picada la disfrutaba como un niño pequeño y la tensión de la línea me hacia tener una sensación de adrenalina pura. En breve la actividad se terminó y decidí tirar para tierra firme, recoger los bártulos e irme a casa. Fué una jornada corta pero disfrutada a tope. Seguiremos informando...



jueves, 20 de marzo de 2008

Cambio de montura.

Después de 6 meses, y viendo que el tipo de kayak que tenía no se ajustaba a las espectativas ni al tipo de uso que le daba, decidí cambiar mi montura. Principalmente iba buscando un poco más de estabilidad y algo más de manga. Mi Omei sierra se me estaba quedando corta. Entre varias opciones que ví, la que más me gustó fué la Prowler 13 de Ocean Kayak, un buque estable, que navega muy bien y aparte autovaciable, con lo cual cada vez que volcara podría subirme de nuevo en el kayak sin tener que vaciar el agua de dentro. Fué entonces cuando comencé a disfrutar plenamente de este deporte. Poco a poco fueron viniendo las capturas, pero eso ya lo vereis en los siguientes reportes.
Un saludo a todos.

miércoles, 30 de enero de 2008

El comienzo.

Todo empezó el año pasado, allá por septiembre, cuando un compañero del trabajo me comenta que tiene una piragua en venta. Yo llevaba algún tiempo con la idea de adquirir una, ya que la idea de navegar sin otra obligación que echarla al agua donde y cuando quisiera me llamaba la atención. Solamente el probarla hizo que el veneno entrara en mi sangre y me faltó tiempo para ponerle un cañero para salir a pescar. A partir de ahí comienza una nueva etapa en mi vida deportiva, la pesca en kayak.

El mundo de la pesca siempre me gustó desde pequeño, pero a causa de los mareos en mar abierto me desligué de esta bonita afición. En el kayak ví una oportunidad para librarme de ese lastre y con infinidad de salidas y dias de mareo, poco a poco logré superarlo. En este blog quiero añadir las experiencias personales vividas y por vivir en este apasionante mundo. Poco a poco iré reportando mis jornadas de pesca.
Un saludo a todos.