SEGUIDORES, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!!

lunes, 12 de octubre de 2015

Samilla peleona.

Hola amigos. Ya estamos con el tiempo regular, comienzan a escasear los días buenos de pesca. Entramos en zona de aclimatación de nuestros traseros antes de que llegue el invierno.
Siendo así, y aprovechando un día relajado de esos en los que nadie te espera, pude echarme al agua. Si bien había algo de mar de fondo, o me metía, o perdía ese día tan bueno de pesca (Definición día tan bueno de pesca: cualquiera que se salga a pescar....).
Como siempre en estas fechas, llega el día en que te echas al agua y en la primera ola que te pega en el pecho, te das cuenta de que deberías haber ido más abrigado, son los primeros síntomas de la llegada del frío. Ya tarde, y pasado el campo de tiro de las olas, no me iba a dar la vuelta, así que a palear rapidito para entrar en calor.... Escribo esto moqueando ya.
De camino a la zona de pesca, observé un spot que me ha estado dando avisos durante algún tiempo, pero que nunca le eché cuenta. Hoy ese sitio me aportó el cebo suficiente para comenzar y terminar una jornada de pesca.
El viento está largo, pero hay corriente en contra, con lo cual la deriva no va a ser muy complicada. Observo si hay bolos en la superficie, pero la mar picada me complica esta operación, así que me tengo que poner muy atento a la sonda.
Comienzo las derivas por la zona, desierta hasta el momento, ninguna pieza parece interesarse por el menú de hoy. Cambio de planes, me alejo un poco a los "planes B" de siempre. Hoy parece que el pescado está receloso, hasta que una picada me hace ponerme alerta, no llega a clavar, pero ya estoy con las orejas de punta.
Una hora pasó hasta que tuve la clavada del día. En principio me pareció un pargo, y no me equivoqué, pero sí que me dio la sorpresa la talla, que pensé que iba a ser más grande por la batalla que me regaló. 


Contento con la captura, decidí irme a tierra, puesto que se estaba escuchando oleaje y se me complicaría la cosa, así que poco a poco me fui acercando al punto de partida.
Una vez más, tuve suerte y las olas me regalaron una buena salida, cosa que siempre tengo claro, ya que estamos a merced de ellas.


Ya en la orilla, y sin nadie en la playa, me quedé un rato entrando en calor al solecito, disfrutando de la vista. El vídeo lo he subido a Vimeo porque me apetecía poner esta música y en youtube lo capan.
Saludos a todos.
"Raspacejo"


SAMA from Raspacejo on Vimeo.

6 comentarios:

  1. Aguaras.
    Buen vídeo Edu.Te salió peleona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Antonio, pensé que era de algo más peso, estaba fuerte.

      Eliminar
  2. lo mejor del video la musica!!!
    Es broma, preciosa captura, siempre nos haces tener cada dia mas dentro este veneno,sigue asi eres un crack!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pongo más música de esa por el tema derechos Bernardo, ya me gustaría.
      A seguir tío....

      Eliminar
  3. Peleon VS samilla peleona, saliste victorioso.. de momento jajja , saludos.

    ResponderEliminar
  4. jeee compadre, pero si todavía vas con manga corta, ajaj. Buena pelea. Yo cada vez tengo más miedo a las olas y tú al revés, ajaja

    ResponderEliminar